15 Jun 2021
  • Inicio
  • Prensa
  • Desafíos importantes para el nuevo Gobierno

Aún no se ha definido quién gobernará el país a partir del 28 de julio; sin embargo, hay algo que está muy claros: quien gane deberá gobernar para el 100% de los peruanos.

Por Elena Belletich. 15 junio, 2021. Publicado en el suplemento Semana del diario El Tiempo.

La persona que sea aclamada ganadora de las elecciones presidenciales, por los organismos competentes, tendrá que gobernar para todos los peruanos y no solo para sus adeptos. Por ello, será importante que busque consensos y que apunte a resolver los problemas urgentes de salud, educación, gestión pública y económicos, entre otros.

Sobre algunos de los problemas que hay que afrontar, conversamos con tres profesores de la Universidad de Piura, quienes coinciden en señalar que se debe buscar la unidad y conjunción de esfuerzos por el bienestar del país. Sin duda, para el éxito de las acciones que se emprenda se deberá mejorar la gestión pública: administrar mejor los recursos disponibles y ejecutar adecuadamente los presupuestos asignados en todos los sectores y gobiernos regionales y locales.

Gestión contra la corrupción
La magíster Juana Huaco, profesora de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura refiere que la mejora de la gestión y lucha contra la corrupción pasa por la elección de personal idóneo, calificado profesional y éticamente. “Que apliquen sus conocimientos técnicos y cumplan las normas y procedimientos establecidos, con un sentido de servicio público. Los funcionarios públicos deben ser profesionales y no solo ‘amigos’ del partido o de la autoridad del momento”.

Refiere que se necesita también desarrollar mecanismos de control, no solo las unidades de control que tiene cada institución, sino un control concurrente, con indicadores semestrales y anuales y exigir que los funcionarios públicos los cumplan. En este sentido, dice, son importantes los portales de transparencia actualizados, que ayudan a la vigilancia ciudadana.

“Se debe facilitar la vigilancia de la ciudadanía y de la prensa libre, para luchar contra la corrupción que nos empobrece cada vez más. Y, en esta lucha contra la corrupción es importante potenciar el programa Servir, y, en esa línea, formar gerentes públicos.  Desactivarlo o dejarlo en un segundo plano, sería un retroceso en lo avanzado”, sostiene.

Los gobiernos regionales
En estos últimos 60 días, se han visto diversos reportajes en los que se ha evidenciado la mala gestión y ejecución de presupuestos de diversos gobiernos regionales. Al respecto, Huaco García, señala que hay que los funcionarios públicos deben ser “personas con capacidad técnica para realizar una buena gestión pública, que conozcan los aspectos relevantes para elaborar buenos expedientes técnicos, buenas licitaciones (sin arreglos “bajo la mesa”), que trabajen cumpliendo las normas y procedimientos, y, sobre todo, con un sentido social de servicio a la comunidad”.

En este sentido, destacó la importancia de los procesos de selección y contratación de personal público y la necesidad de cumplir los procesos establecidos sin intereses partidarios o individuales. “A nivel de gobiernos regionales y locales hace falta diagnosticar bien las capacidades con que cuentan a través de un ‘inventario de personal’, y lo que se necesita para que mejoren su actuación; asimismo, es necesario medir el desempeño con buenos indicadores de gestión; algo que tampoco se hace”.

Administración pública y gestión económica
Por su parte, el jurista Guillermo Chang, profesor de la Facultad de Derecho de la UDEP, señala también la necesidad de hacer algunas reformas; pero, se sabe que el nuevo Gobierno no tendrá mayoría parlamentaria y para hacer grandes reformas necesita de leyes del Congreso o delegación de facultades legislativas. “Harán falta consensos fuertes para cambiar la Administración Pública. En ese sentido, no podrá crear nuevas administraciones públicas o fusionar las existentes. Sin embargo, puede ejecutar una innovación tecnológica pendiente: pasar todos los trámites a modalidad electrónica. Hace tres años se aprobó el Decreto Legislativo N° 1412, Ley del Gobierno Digital y a la fecha ya tiene reglamento aprobado. Esto permitirá agilizar los procedimientos administrativos, reducir costos y beneficiar a todos los ciudadanos. Es una reforma que la pandemia ha acelerado pero que ha llegado para quedarse”, anota.

Respecto a la reactivación económica, el jurista refiere que el ordenamiento jurídico garantiza el crecimiento económico, como se ha venido haciendo hasta ahora. Sin embargo, dice, el problema es el reparto a los más necesitados: el denominado “chorreo”. “No podemos negar las cifras. Tanto el Gobierno Central, como los gobiernos regionales y locales, encargados del reparto, no han cumplido con su función. Esto se nota en las cifras de ejecución de gasto. Las necesidades son patentes. Sin embargo, no tenemos capacidad de gestión y, para colmo de males, hay corrupción…”

Chang sostiene que la “Constitución económica del Perú y el Estado no son malos en sí mismos y todo dependerá de cómo la usen los gobernantes. Nuestra constitución económica es muy similar a la alemana y se ha demostrado que funciona: ¡permite la creación de riqueza! Sin embargo, si el Estado no juega en pared, repartiendo la riqueza en los distintos sectores, surge la brecha”.

Hacia la mejora del sector Salud
La pandemia develó graves deficiencias y carencias en este sector, a todo nivel. Al respecto, Chang señala que el nuevo Gobierno debe procurar solucionar estos problemas. Sin embargo, para hacerlo también requerirá de consensos en el Parlamento. Y, además, “usando su potestad reglamentaria también puede hacer las reformas necesarias para mejorar la atención a los pacientes. Con el presupuesto que tiene puede hacer algunos hospitales, mejorar el sistema de citas médicas, los turnos de atención, entre otros. Parece poco, pero en verdad es bastante. En el caso de la vacunación, debe seguir el plan del Gobierno anterior y, si puede, optimizarlo”, comenta el jurista.

Destaca que los problemas legales que pueda tener el nuevo Gobierno para ejercer bien su labor, “se resuelven teniendo en cuenta el marco que da la Constitución. El artículo 118 de la Carta Magna establece las funciones del presidente. La primera es cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes. En ese sentido, puede ejecutar la parte del plan de gobierno que le permita el marco legal. Si quiere ir más allá, debe buscar los consensos en el Congreso para cambiar leyes o la Constitución”, subraya.

Otra prioridad: el sector educativo
La pandemia también generó una nueva realidad para el sector educativo y desnudó sus deficiencias. El decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Piura, Camilo García, menciona algunos retos importantes que debe atender el nuevo Gobierno. “En la educación no presencial es prioritario realizar un diagnóstico de los estudiantes que, por falta de conectividad, equipamiento o de salud de la familia, no pudieron acceder a la educación básica o no lograron los aprendizajes previstos; y, diseñar para ellos una política de nivelación o de reingreso que asegure su continuidad en los estudios”.

Asimismo, indica que es urgente “señalar de manera clara la ruta a seguir para el regreso a la presencialidad. Esto implica políticas de vacunación preferente para los profesores, mejoramiento de la infraestructura sanitaria de las escuelas y proyectar su equipamiento tecnológico. Para ello, hay que dotar de recursos a las escuelas, cuidar sus espacios físicos (baños saludables), agua, luz, internet; brindar capacitación docente en el uso de herramientas tecnológicas y dotar de equipos (como laptops o tabletas) a los niños y jóvenes que lo necesiten”.

Educación superior y la Sunedu
El Mgtr. Camilo García también refirió que la calidad de la educación superior es algo que se debe preservar y potenciar. En cuanto a esta, indica que “la Sunedu ha ganado mucho terreno en la lucha por el aseguramiento de la calidad educativa. Es momento de hacer un autodiagnóstico de lo logrado, de los desafíos pendientes y de corregir los procedimientos que no hayan dado resultado”.

Además, el formador de educadores anota que “hay que seguir defendiendo la autonomía de las universidades en sus procesos de gestión, enseñanza e investigación. La autonomía no es contraria a la búsqueda de la calidad universitaria y este principio se debe mantener y cuidar”.

Menciona también otras medidas que ayudarían a fortalecer el sector educativo: “fortalecer la carrera pública magisterial, dotar de mejores salarios a los docentes, cubrir las brechas digitales y metodológicas del profesorado, dotar de un mayor número de becas a los mejores docentes que quieran realizar un posgrado en las mejores universidades del país y del mundo; y, fortalecer el programa de beca 18 para los estudiantes, etc., entre otras acciones importantes”.

Definitivamente, nuestro país tiene graves problemas que resolver para retomar el camino del desarrollo y crecimiento socioeconómico y, el único modo de solucionarlos rápida y eficientemente es con una buena gestión, logrando consensos, evitando el antagonismo y sumando esfuerzos.

Se espera que quien asuma la presidencia del país el 28 de julio, para los próximos 5 años, sea capaz de tender puentes y canales de comunicación, y que gobierne para todos los peruanos. “La situación de pobreza, agudizada en estos 18 meses, solo podrá revertirse con la reactivación económica y esta demanda, pronta vacunación para todos, y, luego: inversión y generación de empleo; con apertura internacional y una mirada al mundo, con libertades de todo tipo y sin corrupción, para generar un territorio nacional próspero para todos”, subraya la magíster Huaco García.

Comparte: