16 Jun 2021

Renovarse en tiempos de incertidumbre

El aislamiento y la distancia social generados por la pandemia aceleraron la digitalización y, con ello, la manera de trabajar, estudiar y hacer negocios.

Por Roger Trelles Carrión. 16 junio, 2021. Publicado en El Tiempo

La pandemia ha recompuesto el trabajo actual y nos invita a reflexionar sobre el futuro del trabajo y sobre cuánto estamos dispuestos a poner de nuestra parte para saber afrontarlo.

Un estudio realizado en el 2017 por McKinsey Global Institute ya anticipaba que entre 75 y 375 millones de trabajadores (del 3% al 14% de la fuerza laboral mundial) deberán cambiar de categoría ocupacional para el 2030, debido a la automatización, la inteligencia artificial y la digitalización.

El aislamiento y la distancia social generados por la pandemia aceleraron la digitalización y, con ello, la manera de trabajar, estudiar y hacer negocios. Este escenario hace que el desarrollo de habilidades para prosperar en el entorno poscovid (y de paso en el trabajo durante los próximos diez años) sea crucial para sobrevivir en el mundo laboral.

Se menciona con frecuencia al “upskilling” y el “reskilling” como el camino de formación para que los trabajadores actualicen cada vez más sus habilidades, y aprendan nuevas funciones para resolver problemas de corte más actual.

Se entiende por “upskilling”, evolucionar y mejorar las habilidades para desempeñar un puesto de trabajo. Por otro lado, se define como “reskilling” la adquisición de nuevas competencias para asumir nuevas posiciones dentro de la misma empresa.

Un reciente estudio de McKinsey menciona que un 45% del capital humano pasará por estos procesos hasta el 2030. Por lo tanto, parece que la mejora continua es una práctica que llega para quedarse.

Para tomar un ejemplo más cercano: de los más de 5000 asistentes a las actividades de formación digital organizadas por la Oficina de Graduados de la Universidad de Piura (Alumni UDEP), un 41% de los asistentes eligió temas vinculados a la gestión del cambio y adaptabilidad poscovid; 15% optó por temas vinculados a la gestión de equipos; 14% eligió gestión de marketing y ventas y un 13%, innovación.

Si bien, estudios como los de la consultora McKinsey señalan que seis de cada diez altos ejecutivos convertirán en una prioridad la brecha de habilidades entre sus trabajadores, estamos frente a una realidad en la que los trabajadores no deben cruzarse de brazos y sentarse a esperar.

Hay que mantenerse siempre abiertos a aprender nuevas habilidades o entrenar para seguir siendo empleables y generar oportunidades de crecimiento. En entornos de tan alta incertidumbre, está en nuestras manos tomar acción para mantenernos vigentes en la nueva era del trabajo.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: