REGÍSTRATE EN UDEP EXPLORER AQUÍ >
¡Escríbenos!

10 mitos sobre la orientación vocacional.


Para los jóvenes de cuarto y quinto año de secundaria resulta crucial el momento de elegir la carrera en la que se desempeñarán el resto de su vida. Quisieran tener el poder de escoger una profesión con la seguridad de que nacieron para eso y evitar la incertidumbre de no saber qué estudiar o cambiar de carrera después de unos ciclos en la universidad.

La orientación vocacional viene al rescate de muchos de ellos y los ayuda a descubrir qué carrera deben estudiar en la universidad, pero también hay jóvenes que se toman más tiempo para elegir la carrera perfecta.

Sin embargo, la mayoría de escolares llegan a las sesiones de orientación vocacional con ideas que deben ser desterradas, porque solo los conducirán a una mala elección de carrera. ¿Cuáles son los mitos más conocidos? ¡Aquí te los decimos!

1. Los test de orientación vocacional dicen qué carrera debes estudiar.

Los test de orientación vocacional no son un oráculo infalible, pero ayudan a los jóvenes a descubrir cuáles son sus gustos e intereses. Antes de elegir la carrera o la universidad en la que quieres estudiar, lo primero que debes hacer es conocer tu área de interés.

2. Los test de orientación vocacional son aburridos.

Muchos jóvenes tienen el concepto que los test de orientación vocacional son aburridos o anticuados, pero eso suele pasar cuando los orientadores utilizan un método antiguo. Los test de orientación vocacional suelen ser de mucho interés para el alumno, porque ellos mismos van descubriendo y reconociendo sus gustos profesionales.

3. La orientación vocacional solo se basa en el test psicológico.

La orientación vocacional es un proceso largo con el fin de tener buenos resultados. No es un proceso corto y rápido como muchos creen. Toma su tiempo, se planifica. Lo que se percibe como toma de decisiones es solo el final del proceso.

4. Es mejor la orientación vocacional en grupo.

En el colegio suelen dar orientación vocacional en grupo y no de forma personal. Si bien hay cosas que se pueden trabajar de manera grupal, en este caso, esa no es la forma más óptima. Hay temas que se deben trabajar de forma personalizada para conseguir mejores resultados en el futuro universitario.

5. Hay decisiones correctas e incorrectas.

En realidad, no hay decisiones correctas o incorrectas, sino adecuadas a las circunstancias personales de cada uno o inadecuadas. Por ejemplo, cuando se le dice a un estudiante que es mejor que no pruebe algunos estudios, porque el equipo no considera que esté preparado para cursarlos, no se le está diciendo que no los estudie, sino que, si decide llevarlos, tendrá que adaptarse a las exigencias que, en ese momento, se considera que no podrá responder. En ese caso, lo mejor sería empezar un plan que le ayude a potenciar esas capacidades que necesita reforzar para lograr su objetivo.

6. Siempre saldrá como resultado una carrera tradicional.

No hay duda de que siempre se necesitará de un psicólogo, un médico o un ingeniero, pero esto no garantiza que sean carreras exitosas. Destacar en una profesión dependerá de cada persona y de sus capacidades. Hay carreras nuevas para todos los gustos e intereses de los jóvenes.

7. Se debe elegir una carrera con mucha demanda.

La demanda laboral que tenga una carrera cuando se ingresa a la universidad no será la misma que cuando se terminen los años de estudios superiores. Todo está en constante cambio, así que todas las carreras son valiosas y necesarias.

8. La calidad está ligada al precio.

Las universidades caras han ganado la fama de ser ‘mejores’ que una institución pública, pero no es del todo cierto. Muchos jóvenes creen que las universidades públicas tienen una educación deficiente, sin embargo, entre las mejores universidades del Perú también figuran universidades estatales.

9. Vocación es igual que profesión.

La vocación es un llamado, una inclinación natural hacia “algo”, y ese “algo” solo se puede descubrir experimentando y puede darse a cualquier edad, en cualquier momento. La carrera universitaria solo es una herramienta, un vehículo.

10. Es mejor elegir una carrera bien remunerada.

Muchos jóvenes llegan a las orientaciones vocacionales con esta idea. Aunque todos quieren recibir buenas remuneraciones, es mejor demostrarles que es más satisfactorio recibir un buen sueldo haciendo algo que les apasiona. Enfocarse solo en un buen salario, hará que en el futuro se frustren.

Hay muchos mitos sobre la orientación vocacional, pero la importancia de conocer e investigar sobre la carrera profesional de interés es vital. En UDEP Lima somos conscientes de la necesidad de acercarnos con la experiencia de nuestros profesores y egresados, ¿quiénes más capacitados para hablarles a los jóvenes que ellos? Sí quieres participar en las charlas virtuales que UDEP Lima ha preparado con su iniciativa UDEP Explorer puede hacerse desde casa y de forma libre. Solo debes ingresar a UDEP Explorer.


Compartir:

CENTRO DE DESARROLLO DE CARRERA

Conoce más aquí >

VIDA UNIVERSITARIA

Conoce más aquí >