03 Nov 2015

"La descomposición de los partidos políticos responde a la falta de institucionalidad en el Perú"

  • Inicio
  • Académico
  • "La descomposición de los partidos políticos responde a la falta de institucionalidad en el Perú"

Dr. Carlos Hakansson
El Congreso elegido por los peruanos en el proceso del 2011, no es el mismo de hoy. En este tiempo, a la voluntad popular se impuso el interés personal de los parlamentarios para renunciar a sus bancadas, cambiarse de camiseta o proclamarse independientes; y el de grupo, para expulsar a quien no estuviera de acuerdo con el ideario o las formas de negociar los temas importantes del país. De los 130 parlamentarios, 47 dejaron su bandera a un lado. De 6 partidos con los que se inició el gobierno, ahora hay 10 “fuerzas”. La institucionalidad no se logra y la democracia es la más afectada.
Para el doctor Carlos Hakansson, la descomposición de un partido político en la forma como viene dándose en el Perú responde precisamente a la falta de institucionalidad. Los partidos, por lo general, son solamente movimientos coyunturales en torno a líderes carismáticos de ocasión. En esta entrevista analiza el panorama actual.
Desde el punto de vista democrático, ¿Cuál es la importancia de que un Congreso se organice en bancadas?
La organización interna de las fuerzas políticas al interior del Congreso se organiza a través de los grupos parlamentarios o “bancadas”, como suele ser conocido popularmente. Las bancadas se constituyen con un mínimo de seis parlamentarios y deberán elegir a un directivo portavoz. La idea es que cada partido político tenga suficientes parlamentarios para constituir una bancada, cuando ello no es posible se unen varios congresistas de partidos minoritarios con el fin de poder realizar una mejor labor legislativa y fiscalizadora; en ese caso, lo natural es que se agrupen por afinidades ideológicas pero no siempre es así en la práctica parlamentaria peruana.
El partido oficialista Gana Perú inició la gestión el 2011 con 47 congresistas y, hasta ahora  mantiene a 20. ¿Cuánto puede afectar a un gobierno perder esa fuerza?
La descomposición de un partido político en la forma como viene dándose en el Perú responde precisamente a la falta de institucionalidad. Los partidos, por lo general, son solamente movimientos coyunturales en torno a líderes carismáticos de ocasión. El voto preferencial, la convocatoria de los llamados “invitados” para formar parte de una lista parlamentaria, cuando los partidos carecen de cimientos y arraigo ciudadano, se produce el efecto de “sálvese el que pueda” cuando el barco se hunde. Lo natural es que los partidos se mantengan en el tiempo y que renueven sus militantes como un natural proceso generacional. En el Perú ocurre lo contrario, muere el partido y sus miembros migran a otras agrupaciones.
Aunque la señora Marisol Espinoza haya señalado que ella fue elegida por el voto popular, ¿cómo afecta a la imagen del gobierno su decisión de renunciar a Gana Perú?
Se afecta la imagen del gobierno en la medida que la vicepresidenta, que integró la plancha presidencial en las elecciones generales, tiene la finalidad de reemplazar al Presidente de la República temporal o permanentemente. Si el Jefe de Estado sale del país estará siendo reemplazado por un vicepresidente que dejó de formar parte de su partido, lo cual no es muy común.
Las renuncias a los partidos han dado pie al transfuguismo, pero también han generado la creación de “fuerzas” como Concertación Parlamentaria, Dignidad y Democracia, entre otras. ¿En un sistema democrático es válido?.
Lo que ocurre es que los grupos parlamentarios, conocidos como bancadas, buscan distinguirse con una denominación que, efectivamente, carece de una formal inscripción y que no participó en las elecciones parlamentarias. En la práctica, se trata de un recurso para poder identificarse como oposición al interior del Congreso y ante la ciudadanía al exterior a través de los medios de comunicación.
¿La Reforma Electoral plantea alguna solución a la renuncia de una bancada o al transfuguismo que se ve en algunos casos?
Hasta el momento no hay consenso para realizar las reformas propuestas por el Jurado Nacional de Elecciones. Una medida para combatir a los tránsfugas sería impedirles reagruparse en otras bancadas y quedar aislados en el hemiciclo, pero en un Congreso tan fragmentado, un congresista tránsfuga se convierte en un capital valioso para las bancadas más pequeñas.
De cara a la población, ¿qué genera este espectáculo de renuncias y cambios de camiseta parlamentaria?
La primera señal es que el mandato presidencial y parlamentario está llegando a su fin y que sus actores se encuentran atravesando un proceso de “reciclaje” para los próximos comicios electorales. Lo que se genera es más informalidad y populismo, los dos problemas de fondo en el Estado peruano.
¿Cuánto afecta al país una situación como ésta?
La afecta todo el tiempo pero más en esta etapa que los parlamentarios calcularán su apoyo a todo proyecto de ley que pueda, por ser eventualmente impopular, comprometer su campaña política de reelección al Congreso. Por el contrario, serán más proclives a brindar su apoyo a toda propuesta legislativa que agrade a los electores en sus respectivas regiones. En resumen, la campaña electoral al Congreso comienza antes que las presidenciales.

Comparte: