Un emotivo e ilustrativo homenaje se rindió a la revista Mercurio Peruano por sus cien años de publicación. La ceremonia hizo especial énfasis en evocar la vida y obra de su fundador, Víctor Andrés Belaúnde, a través de un recuento de su trayectoria política, intelectual y artística, e incluso de su vida íntima.

El evento inició con una conferencia magistral presentada por la doctora Margarita Guerra, presidenta de la Academia Nacional de la Historia del Perú, quien abordó la historia de la publicación Mercurio Peruano, desde sus inicios, en el siglo XVIII, como periódico bisemanal que fue ampliamente difundido por gran parte de Hispanoamérica hasta el siglo XIX; hasta su evolución en un diario conservador, que contó con colaboradores como José María de Pando y  Felipe Pardo y Aliaga; para, finalmente, relanzarse en 1918 como una revista mensual de ciencias sociales y letras, gracias al impulso de su fundador, Víctor Andrés Belaúnde.

Doctora Margarita Guerra, presidenta de la Academia Peruana de la Historia

Tras la ponencia de la doctora Guerra, José Belaúnde Moreyra, hijo de Víctor Andrés Belaúnde, conmovió a la audiencia con las memorias que narró sobre la vida íntima de su padre, describiéndolo como un hombre afirmativo e imponente en el exterior, pero bondadoso y de gran corazón en el interior, quien, durante sus años maduros, practicó la virtud de la humildad y la devoción a la religión cristiana.

“De todas las enseñanzas de mi padre, hay una que hasta hoy no se me olvida y que quiero compartir con ustedes porque me parece la más importante: mientras más humilde sea la persona con la que traten, más cortés debe ser el trato”, agregó Belaúnde Moreyra, denotando en tan breve frase el modesto espíritu de su progenitor.

José Belaúnde Moreyra, hijo de Víctor Andrés Belaúnde

Por su parte, y en representación de la Universidad de Piura, el doctor Enrique Banús, decano de la Facultad de Humanidades, hizo entrega de un regalo floral y la más reciente publicación del Mercurio Peruano al descendiente de Víctor Andrés Belaúnde, al final del homenaje.

“Es un gran honor para la Universidad de Piura poder dar vida y trasmitir un patrimonio tan rico en historia y en reflexiones, precisamente sobre el Perú y su contexto en América y en el mundo. Agradezco a las personas que en esta última fase del Mercurio Peruano trabajan con mucha dedicación para mantener esa continuidad y asegurar que la revista llegue al bicentenario y se convierta en patrimonio nacional”, manifestó el doctor Banús al cierre del homenaje.

Doctor Enrique Banús, decano de la Facultad de Humanidades

Comparte: