Debemos tener claro que, si no se plantean objetivos adecuados para el mediano y largo plazo y se trazan las estrategias para lograrlos, difícilmente las empresas podrán subsistir en el tiempo.

Por Jorge Gallo. 22 marzo, 2021.

Me dedico a la docencia universitaria desde hace catorce años. No me cabe la menor duda de que lo mejor de esta labor es el poder formar a futuros buenos profesionales. Sin embargo, para alcanzar este objetivo, necesariamente, antes estos tienen que ser buenas personas.

Cuando converso con algún recién ingresado le pregunto dónde se ve luego de cinco años. Me responden que, después de ese tiempo, esperan haber culminado sus estudios y estar buscando trabajo si es que antes no han empezado un emprendimiento. Entonces, les digo que deben realizar una estrategia que les permita lograr dicho objetivo. Para ello, no cabe duda de que deberán estudiar, aprender y, como consecuencia, aprobar todos los cursos de su malla curricular. También les digo que una carrera universitaria no es una competencia de velocidad, es una de resistencia. Todo lo anterior exige un plan de corto y largo plazo.

Como sociedad, y las repetidas experiencias así lo confirman, tenemos una visión de corto plazo. Un alcalde o un gobernador regional dedica los cuatro años de su gestión a realizar pequeñas obras que puedan ser inauguradas dentro de su propio periodo de gestión. No quieren dejar de salir en la foto; pero, no se preocupan por obras o proyectos sostenibles en el tiempo, que puedan continuar sus sucesores.

En las organizaciones, cualquiera que esta sea, pasa lo mismo. Una persona crea una empresa y con los primeros ingresos (ni siquiera con las utilidades) quiere comprarse un vehículo todo terreno o un inmueble. Para completar la figura se asigna un sueldo y carga sus gastos personales a la empresa, los que esta no se halla en condiciones de asumir.

Debemos tener claro que, si no se plantean objetivos adecuados para el mediano y largo plazo y se trazan las estrategias para lograrlos, difícilmente las empresas podrán subsistir en el tiempo.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: