08 Abr 2021

Dos egresados de la UDEP seguirán la carrera diplomática

De izquierda a derecha: José Gabriel Aguilar Pinto y Luis Mauricio Bulnes Jiménez.

 

José Gabriel Aguilar Pinto (2020), del programa académico de Historia y Gestión Cultural, de la Facultad de Humanidades, y Luis Mauricio Bulnes Jiménez (2015), de la Facultad de Derecho de la Universidad de Piura, postularon a la Academia Diplomática del Perú (ADP) junto a 376 egresados de otras universidades de diversos puntos del país y, tras superar rigurosos y extensos exámenes, lograron estar entre los 25 seleccionados.

Trabajar por el Perú
“Siempre tuve una gran pasión por las Humanidades y el servicio social. Durante mis estudios busqué darles una aplicación práctica por medio de la gestión, y tuve la oportunidad de profundizar en el valor excepcional de la cultura peruana en el mundo. Con la formación recibida en la UDEP sé que en esta nueva carrera podré desempeñarme de manera competente y así servir a mi país”, sostiene José Gabriel.

Igualmente, indica que el gestor cultural es un mediador y un profesional que reconoce el papel esencial de la cultura para el desarrollo sostenible de las comunidades. “Ello es muy relevante para una política exterior como la peruana, donde la cultura tiene un papel muy importante. Además, la malla curricular me permitió llevar cursos en los cuales pude aprender cuestiones básicas de Derecho y Economía, lo que me sirvió bastante para el proceso”.

Indicó que quiere ser diplomático porque desea trabajar por el Perú, “para que logre el lugar que, por historia y potencial, le corresponde en el mundo. Estoy convencido de que ello no solo contribuirá a mejorar la calidad de vida de los peruanos, sino que podremos, como país, aportarle mucho al resto de la humanidad en estos tiempos de cambio”, comenta el futuro diplomático.

Vocación de servicio
Por su parte, Luis Mauricio, quien además de la carrera de Derecho cursó la especialidad de Artes Liberales con mención en Filosofía e Historia, nos dice que siempre buscó dedicarse al ejercicio de una carrera con vocación de servicio.

“Considero que no hay orgullo más grande que el representar a tu país ante otros. La formación humanista que me ha brindado la UDEP me ha servido no solo para orientar mi decisión de postular sino también para rendir los exámenes. Además, los cursos de Historia, Filosofía y Literatura complementaron en gran medida mi formación. Recuerdo con especial cariño a mis profesores y al personal administrativo pues su constante seguimiento me ayudó a formar un gran sentido de responsabilidad”, acota Luis.

Comparte: