“Las dictaduras favorecen la corrupción”

(Piura-Lima).- "La corrupción en el Estado, la economía y la sociedad" fue el título de la Lección inaugural pronunciada por el Dr. Percy García Cavero.


(Piura-Lima).- “La corrupción en el Estado, la economía y la sociedad” fue el título de la Lección inaugural pronunciada por el Dr. Percy García Cavero, con motivo de la Apertura Oficial del Año Académico 2011 de la Universidad de Piura.

García Cavero planteó una estrategia para erradicar la corrupción, basada en medidas preventivas y represivas, entre las primeras, la creación de una escuela de funcionarios públicos, eliminación del carácter interino de los cargos, simplificación de los órganos de control interno y la transparencia en la información.

En otra parte de su exposición dejó claro que la corrupción no es exclusiva de la función pública sino que también se da en el ámbito privado “por lo que un programa de lucha contra la corrupción no puede centrarse únicamente en la corrupción pública”. Anotó asimismo, que habrá más corrupción en un gobierno en el que hay más monopolio y concentración de la decisión pública, menos control a través de los llamados contrapesos políticos, y en que los funcionarios no dan cuenta de su gestión. “…Estos factores se identifican más con una dictadura que con una democracia…. Y, si bien la democracia no garantiza la eliminación de la corrupción, la dictadura no debe ser considerada la solución más viable, pues ésta acentúa las condiciones para un ejercicio corrupto de la función pública”, explicó.

El penalista aclaró, sin embargo, “que hay corrupción tanto en regímenes democráticos como en los totalitarios; sin embargo, no es correcta la idea de que los regímenes totalitarios tienen la capacidad de erradicar de manera fulminante el problema”.

Corrupción en la Economía y la Sociedad
Respecto a la corrupción en este ámbito, dijo que aunque se cree que no es igual a la corrupción pública, en la medida que no está en juego el dinero de todos los peruanos, sino de algunos particulares, puede afectar condiciones esenciales del mercado. Señaló como ejemplos: la competencia desleal que trastoca las reglas del mercado e inclusive se puede pactar la compra de un insumo que no es el mejor a cambio de beneficios personales, afectando a los consumidores.

Por otra parte, indicó que en la sociedad se dan actos de corrupción, especialmente en los medios de comunicación, educación y deporte. Como ejemplos recordó la denuncia hecha hace varios años por un jugador de fútbol profesional por el intento de soborno realizado por un polémico directivo de un conocido equipo de fútbol nacional; y las cuantiosas sumas de dinero que se entregaba en SIN a cambio de la línea editorial de algunos medio de comunicación.

Estrategias para erradicarla
García, past decano de la Facultad de Derecho de la UDEP y presidente del Instituto de Ciencias Penales del Perú, señala que hacen falta mecanismos preventivos y represivos. Los primeros “resultan especialmente idóneos en el ámbito de la corrupción pública”. En este punto, propone la creación de una escuela de funcionarios públicos para formar un conjunto de valores internos en los agentes de decisión de modo que orienten su actuación práctica.

Otra medida preventiva, sería eliminar el carácter interino en la función pública. “El saber que el cargo durará poco tiempo puede convertirse en el mayor estímulo para rentabilizarlo al máximo con el pago de coimas y prebendas”. Como tercera medida propuso fortalecer la transparencia de la información en la función pública, la que debe ser “más dinámica e incluir además la explicitación de las razones por las que las autoridades toman las decisiones más relevantes”.

Otras medidas preventivas serían la simplificación de los órganos de control administrativos ya que “esta pluralidad de controles duplica además innecesariamente los esfuerzos de supervisión preventiva y termina haciendo que ninguno haga realmente una profunda labor de control” y el pago de remuneraciones dignas para los funcionarios públicos para “evitar que ciertos funcionarios públicos con sueldos escasos puedan encontrar en la corrupción una forma de equilibrar sus ingresos mensuales”.

¿Medidas represivas?
En cuanto a las medidas represivas, mencionó posibilidad de imponer sanciones administrativas a los funcionarios públicos a través del llamado Derecho disciplinario, sin abusar de este mecanismo; también las sanciones que den los colegios profesionales deben ser reforzadas sustancialmente en un programa global de lucha contra la corrupción. “Por ejemplo, en los colegios de abogados las sanciones de suspensión en el ejercicio de la profesión no se imponen por parte de los tribunales de ética con la frecuencia debida”.

Asimismo, están las sanciones penales. “no hay ningún cuestionamiento a la legitimidad de recurrir al Derecho penal para sancionar la actuación corrupta. Sin embargo, la forma como se ha configurado la represión penal presenta ciertos vacíos o defectos que deben ser prontamente corregidos de cara a hacer más eficaz la lucha contra la corrupción; En segundo lugar, resulta imprescindible la incorporación de una cláusula de inmunidad para los particulares que denuncian los hechos de corrupción de funcionarios públicos”.
Lea aquí la Lección Inaugural completa.