Cuidado de los páramos: estreno nacional

Está claro que la naturaleza responde siempre que se la ayuda y protege.

La idea y el acuerdo posterior a que han llegado los regantes de la Junta de San Lorenzo son excelentes y extraordinarios. Excelentes, porque permitirán mejorar las condiciones climáticas y ambientales de los Páramos y la captación del agua y su distribución a lo largo de la cuenca y en el tiempo, apoyándose en la mayor cantidad de agua capturada en los acuíferos. Con ello, se disminuirá la actual pérdida de agua en el océano,  en beneficio de la agricultura y demás usos del agua.

Y, extraordinarios, porque,  si no me equivoco, por primera vez en el Perú se haría efectivo el concepto de “pago por los servicios ambientales”, al compensar aguas abajo la actitud de los comuneros, aguas arriba, de  prescindir de una utilidad en beneficio de toda la cuenca. Esta es una actitud noble que debe ser propagada y conocida a nivel nacional.

Como cualquier empresa que valga la pena, el cuidado de los páramos y de sus bosques, y su reposición cuando sea necesario, no es una tarea de corto plazo.

Las especies vegetales que viven en  los páramos tienen características específicas que hacen posible las propiedades beneficiosas de que están dotadas. De momento, se necesita un equipo científico-técnico que sugiera las medidas adoptables para el cuidado y mantenimiento de esas especies, a partir de una Línea Base que deberá establecerse.

Posteriormente, con paciencia y técnicas apropiadas,  se deben ir sustituyendo especies inconvenientes por las más apropiadas. Tal vez harán falta instalaciones para la propagación de plantas, y tareas para la protección del suelo. En otro orden,  se necesitará organizar algún sistema comunal de vigilancia; algo que las comunidades saben hacer perfectamente.

Está claro que la naturaleza responde siempre que se la ayuda y protege. Su capacidad de recuperación es muy grande y esto lo he podido constatar ampliamente; pero consideremos que tiempo es el gran aliado, y tirano a la vez, que hay que saber respetar.

Felicito al Ing. Ing Tito Flores Merino, presidente de  la Junta de Usuarios Distrito Riego San Lorenzo – JUSAL; a la Junta Regional de Piura y Tumbes, presidida por Emilio Ruesta Zapata, a Alex More Carhuapaza, director Ejecutivo de la ONG, Naturaleza y Cultura, así como a las comunidades de las cuencas altas por ese acuerdo que será ejemplo y emulación para muchos agricultores de nuestras cuencas del Pacífico.