Hay condiciones para un Niño de débil a moderada magnitud

(Piura).- Tres expertos de la UDEP explicaron que existen condiciones que normalmente anteceden al fenómeno El Niño. Recomendaron a las autoridades locales trabajar en obras de prevención.

(Piura).- Un fenómeno El Niño de débil a moderada magnitud sería el que se registre en el verano de 2013. Así lo informaron los expertos de la Universidad de Piura. Según explicaron, aun hay tiempo para que las autoridades realicen las obras que se requieren con la finalidad de que la ciudad y la región no se vean afectadas.

Durante el conversatorio. ¿Habrá o no un evento El Niño: qué hacer frente al periodo pluvial 2012–2013?, organizado por la Dirección de Comunicación de la Universidad de Piura, Rodolfo Rodríguez, experto en Geofísica y Ciencias del ambiente (Meteorología, Climatología y fenómeno El Niño) explicó que hasta febrero de 2012, se presentaron las condiciones de La Niña, que normalmente anteceden a escenarios de El Niño.

“Desde febrero hasta julio estas han sido normales. Ahora hay leves condiciones para que tengamos un Niño de débil a moderada magnitud, en el verano de 2013”, explicó. Agregó que esto se dará si entre setiembre y diciembre, la temperatura del mar se incrementa más. Destacó que a pesar de la situación que podría presentarse, las anomalías no son extremas como las que se recuerdan de 1982 o 1997, por lo que el actual escenario no sería comparable con un mega niño.

Rodolfo Rodríguez señaló que en caso de un Niño leve o moderado, la magnitud sería de entre 200 a 300 mililitros en todo el periodo lluvioso.

Ante la situación que se pueda registrar, indicó que “debemos estar preparados y tomar las debidas precauciones”, más aún cuando el fenómeno El Niño no es el mecanismo que produce las lluvias en la región, ya que si se registra el trasvase por el cual las lluvias de la sierra pasan la Cordillera-como ocurrió este año- se intensificarán las precipitaciones.

Prevención
Por su parte, el experto en obras y diseños hidráulicos, Jorge Reyes Salazar, se refirió a la prevención en lo que refiere al corto y mediano plazo, concretamente a las defensas puentes y obras urgentes.

“Independientemente de un pronóstico de Niño inmediato, la región debe tomar medidas definitivas para que su infraestructura vital no se vea afectada ante eventos de fuertes lluvias, por ejemplo, los puentes de la ciudad deben estar preparados para resistir y dar la seguridad de no tener problemas”, dijo.

Al respecto señaló que hay una tarea pendiente en los puentes Cáceres y Bolognesi. Sobre este último, dijo que aunque no tenga apoyos, se deben realizar mantenimientos periódicos con mayor frecuencia que a los puentes de concreto.

En lo que se refiere a nivel regional, indicó que el puente Samán, entre Sullana y Talara, tiene una estructura que fue parte de las obras temporales para rehabilitar el paso en 1998. “Ya hay que pensar en hacerlas definitivas”, dijo.

Con respecto al puente Independencia, de vital importancia para el Bajo Piura, indicó que se debe trabajar porque avenidas mayores solo a 1000 m3/seg., obligaron a cerrar el puente. “¿Qué será si se registran cerca de 4 000 m3/seg.?, se preguntó.

En el mismo cauce del río Piura, dijo que está la represa de Los Ejidos que no está diseñada para soportar grandes avenidas de las magnitud mayor a los 4 000 m3/seg. Su diseño es para 3 mil. “En el Bajo Piura también hay una tarea de descolmatar el río… Eso se puede hacer en el corto plazo”, agregó.

Publicado en el diario El Tiempo, jueves 6 de setiembre de 2012