“Trabajaremos para que nuestra investigación trascienda”

El Dr. Sergio Balarezo Saldaña fue elegido nuevo rector para el periodo 2012-2015. Quisimos conocer sus expectativas y planes de trabajo.

El nuevo rector de la Universidad de Piura, Sergio Balarezo.

Sergio Balarezo, nuevo rector de la UDEP.

Se ha comentado mucho que sea el primer rector piurano y egresado de las aulas de la UDEP. ¿Cómo toma su elección?
Con mucha humildad y responsabilidad. En la Universidad siempre se nos ha dicho que los cargos son cargas y es así como uno los asume. Mi vínculo con la UDEP tiene más de 30 años, cuando ingresé como alumno en 1978. Luego de tantos años, queremos trabajar con mucho cariño para hacer de ella una Universidad cada vez más grande.

“Queremos que la gente nos reconozca, que estén convencidos de que en nuestra Universidad se hacen las cosas bien, que tenemos una vocación de servicio muy clara con la sociedad”.

Cara a los 50 años queremos hacer de la UDEP la mejor universidad del Perú, afirmó luego de su elección…
Uno siempre tiene como visión metas altas. Nos quedan siete años para esa fecha y en ese lapso se pueden hacer muchas cosas que los actuales directivos y los que les seguirán pueden impulsar. Queremos que la gente nos reconozca, que estén convencidos de que en nuestra Universidad se hacen las cosas bien, que tenemos una vocación de servicio muy clara con la sociedad.

Para conseguir esta meta, ¿cuál es su plan de trabajo?
Primero, mirar hacia atrás y ver lo que mis predecesores han hecho con mucho sacrificio. Recibo una Universidad bastante ordenada, consolidada en sus procesos operativos y jurídicos. Antonio Abruña –exrector– fue muy constante en ese esfuerzo por conseguir el ordenamiento de la Universidad. Eso ha puesto la base para poder crecer. Ahora, iremos a las facultades para comprometernos en su desarrollo y cuidar que su trabajo siga encaminado hacia los lineamientos que persigue la Universidad desde su fundación. Asimismo, queremos seguir incrementando la dinámica mirando el entorno. No podemos ser ajenos al crecimiento de la ciudad y de la economía. Estos cuatro años que he estado en Lima me han permitido ver el trabajo como algo más dinámico porque la competencia es muy fuerte. Esa dinámica también se está metiendo en Piura y no podemos quedarnos.

“Recibo una Universidad bastante ordenada, consolidada en sus procesos operativos y jurídicos. Antonio Abruña –exrector– fue muy constante en ese esfuerzo por conseguir el ordenamiento de la Universidad. Eso ha puesto la base para poder crecer”.

Sus antecesores le han dado un impulso más fuerte a la investigación, ¿cómo trabajará este aspecto?
La investigación es uno de los pilares de cualquier universidad que quiera ser reconocida como seria; por eso, hemos procurado que nuestros profesores tengan posgrado. Ahora, hay que encaminar la investigación; es decir, hay que hacer que trascienda, que tenga más visibilidad. Para ello, es necesario crear un clima adecuado donde el profesor universitario esté tranquilo en su ámbito docente y familiar, y pueda desarrollar todas sus capacidades. Si bien es un tema importante, se irá fortaleciendo a la medida de nuestras posibilidades.

Sergio Balarezo y Antonio Abruña

Apretón de manos del flamante nuevo rector, Dr. Sergio Balarezo, con su antecesor en el cargo Dr. Antonio Abruña. Es el sexto rector en la historia de la Universidad de Piura y el primero que es graduado de la misma.

Y el trabajo de la acreditación de facultades…
Es cierto que la ley peruana exige la acreditación de ciertas facultades, pero más allá de la certificación que lograremos, lo enriquecedor del proceso es el ordenamiento que se logra y que permite luego generar un mejoramiento continuo. Lo seguiremos promoviendo.

“La tarea de la Universidad es la tarea de los profesores. Nosotros, los directivos, no hacemos nada sin el aporte de ellos”.

¿Qué enseñanza recoge de todos sus años en la Universidad que podría reflejar en su trabajo como Rector?
Que el gran valor son sus profesores. El ambiente de la Universidad de Piura es muy grato; en ella puedes desarrollar tus actividades de profesor con tranquilidad y puedes aportar mucho a la sociedad. La idea es lograr unir esos valores –buen ambiente y calidad de los profesores– para que vayamos por un solo objetivo: la interdisciplinariedad, porque los problemas de la sociedad son multidisciplinarios.

La Universidad tiene públicos muy importantes que atender como los estudiantes y los padres de familia, ¿qué trabajo se realizará con ellos?
La capacitación del docente es vital para dar una formación integral a los alumnos. El trabajo es cómo conjugar la formación humanística con la formación propia de cada carrera. Ese es un gran reto y hay mucho que mejorar pues los padres de familia valoran este beneficio. A los alumnos hay que darles oportunidades, tenemos que ser dinámicos en la formación, darles experiencia práctica, facilitarles la formación humana y una salida profesional buena, pues deben cambiar la sociedad desde adentro. Nuestro gran aporte a la sociedad es poner buenos egresados para que contribuyan a su desarrollo.

¿Cuál es el aporte que la Universidad de Piura debe hacer a la mejora de la educación superior del país?
La tarea de la Universidad es la tarea de los profesores. Nosotros, los directivos, no hacemos nada sin el aporte de ellos. Pienso que deberíamos proponernos ser una universidad más moderna, que influya más en el entorno con opiniones, investigaciones y formación de alumnos. Lo fundamental tiene que seguir, pero la forma cómo desarrollas tu misión debe innovarse.