Esteban Campodónico Figallo: Un italiano de corazón peruano

Al cumplirse 75 años de su partida, recordamos su aporte a la medicina peruana, su dedicación a la cultura y su entrega filantrópica que es reconocida hasta nuestros días.

75-campodonico final

Stefano Campodónico Figallo, italiano de nacimiento, llegó al Perú acompañado de sus padres a consecuencia de la unificación italiana. Aproximadamente a los 13 años, un joven Esteban Campodónico – producto de la castellanización de su nombre- huía de la guerra y crecía en el Perú.

Destacado médico, filántropo e investigador durante toda su vida. Falleció a los 72 años víctima de una bronconeumonía durante su viaje de retorno al Perú, procedente de Estados Unidos. Sus restos descansan en el mausoleo familiar del cementerio Presbítero Maestro, en Lima.

Por su voluntad testamentaria, desde 1995, la Universidad de Piura y la Fundación Clover de Nueva York organizan cada año el ‘Premio Esteban Campodonico Figallo‘, un reconocimiento que se otorga a peruanos o extranjeros que trabajan en beneficio del país.

Formación profesional

Estudió en la Facultad de Medicina de Lima de la Universidad Mayor de San Marcos, de donde se graduó en 1895. Como estudiante fue distinguido por dos premios Contenta, distinción que recibe el mejor alumno de medicina,  tanto de Bachiller como de Doctor. Es decir, los lauros universitarios más importantes en el Perú de entonces.

Sus tesis e investigaciones aún se conservan en el museo de Biblioteca de la Facultad de Medicina de San Fernando. Entre los títulos más importantes figuran ‘Breves consideraciones sobre algunos casos de traumatismo medular’ (1894); y ‘Consideraciones sobre algunos casos de embarazo extra-uterino’ (1896).

Posteriormente, viajó a la Universidad de Bologna (Europa)  para perfeccionarse. Se inclinó por la Oftalmología, con especial interés sobre la verruga andina.

Trabajo esforzado

Tras su regreso a Lima, ejerció como Director del Hospital Italiano Vittorio Emanuelle II desde el año 1907. Nueve años después fue nombrado catedrático en la Facultad de Medicina de Lima y  promovido a primer titular de la cátedra de Radiología Clínica en 1923. Según versión de sus parientes, el doctor Campodónico tuvo completa dedicación a la medicina y la cultura, llegando a conocer latín, griego, alemán, inglés, francés y quechua, además del castellano, italiano y el genovés (dialecto de su natal Liguria). Alternó con personalidades de su tiempo. Fue amigo personal del presidente José Pardo, de los doctores Víctor Andrés García Belaúnde y José de la Riva Agüero, entonces jóvenes y prometedores profesionales. Fue el tercer director, y el de mayor vigencia, en la Sociedad de Beneficencia Italiana (1906 a 1937), miembro destacado del Círculo Médico Peruano y de la Beneficencia Pública de Lima; de la Sociedad Geográfica de Lima; y en dos ocasiones formó parte del Concejo Provincial de Lima, que en su momento le otorgó una medalla de oro por su labor filantrópica a favor de los menesterosos en el Hospital Italiano.

En 1921, fue nombrado Caballero de la Orden de San Mauricio y San Lázaro; y poco después fue investido con el título de Comendador de la Orden de San Gregorio Magno.