“Juan Pablo II fue ejemplo de fortaleza y firmeza, Benedicto XVI lo es de responsabilidad y humildad”

El P. Alberto Clavell conversa con nosotros sobre la reciente decisión del Santo Padre Benedicto XVI.

P. Alberto Clavell

¿Qué significa para la Iglesia la renuncia de Benedicto VXI?

“La labor del Papa involucra mucho compromiso. Implica encabezar actividades litúrgicas y pastorales, tener capacidad de gobierno y de toma de decisiones. Joseph  Ratzinger conoce bien su cargo y sus obligaciones pero, reconoce que cada vez tiene menos fuerza física”.  Para el padre Alberto Clavell, la renuncia de Benedicto XVI es un acto de responsabilidad y humildad a la vez. “El Papa es consciente de que la Iglesia debe continuar su rumbo, y al no tener las condiciones físicas decide ceder”.

Muchas personas cuestionan su negativa a continuar como el Sucesor de Pedro ¿Qué determina una decisión tan importante?

“Benedicto XVI no es el primer Papa en renunciar a su cargo. En la historia de la Iglesia es el cuarto, todos lo hicieron por circunstancias distintas. “Joseph  Ratzinger inició su papado cuando tenía 78 años. No se puede pretender que a sus 85 siga perfectamente bien y cumpliendo su cargo.  Para mí, ha desempeñado su misión maravillosamente. Creó mucho contenido doctrinal y desarrolló actividades pedagógicas”, comentó el capellán de la UDEP.

“El expapa Juan Pablo II nos dejó un ejemplo de fortaleza y firmeza. Luchó hasta el final de su carrera. Benedicto XVI, nos deja un ejemplo de responsabilidad y humildad”.

¿Qué sucederá con Benedicto XVI  luego de su alejamiento del trono papal?

“Será un Obispo dimisionario que seguirá en la Diócesis. Según su salud y capacidades puede encargarse de una parroquia, ser capellán de un convento de monjas, dedicarse a la oración o estudio, entre otros.  Se dice que se dedicará a la oración. Tal vez desarrolle más publicaciones. Cansancio físico tiene, pero mental, no. Tiene mucha sabiduría”.

¿Qué cualidades debe tener el próximo Santo Padre?

“El nuevo Pontífice será elegido por el Cónclave, integrado por 120 cardenales de todo el mundo que se reunirán de modo privado en la Capilla Sixtina. El número de prelados puede variar por razones de salud o de edad (solo pueden asistir quienes tengan menos de 80 años). Todos son electores y elegibles, y no hay una lista de candidatos favoritos. Es la oportunidad para conocerse y proponer al Nuevo Vicario de Cristo en la Tierra”, afirma el sacerdote.

“El nuevo Papa debe gozar de juventud y fuerza. Pero, sobre todo debe tener santidad de vida, conocimiento de la Iglesia, de sus problemas, y ser capaz de brindar soluciones.  El Sucesor de Pedro debe tener mente amplia, saber lo que pasa en la Iglesia; tener dotes de gobernante para mandar, discernir y comunicar.

¿Qué  mensaje debe prevalecer entre los fieles de la Iglesia Católica?

El capellán del Programa Académico de Administración de Servicios invita a todos los fieles a orar por el nuevo Vicario de Cristo. “Lo mejor que pueden hacer los fieles es orar.  Orar para que Dios y el Espíritu Santo iluminen a los cardenales al elegir al nuevo Sumo Pontífice. Además debemos orar por la salud de todavía nuestro Santo Padre, Benedicto XVI”.