“La reforma apunta a cambios necesarios para el sector educativo”

Camilo García, docente de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Piura, opina respecto a este tema de la Ley de Reforma Magisterial (LRM).

Camilo García1
Se supo esta semana que más de 8000 profesores de colegios públicos serán cesados en sus cargos, debido a que se establece que la edad límite para la jubilación de docentes ya no será 70 años, sino 65. Quienes cumplan esta edad serán reemplazados por maestros contratados.

¿Qué consecuencias inmediatas traería el cumplimiento de la LRM?
El retiro definitivo por límite de edad, como lo estipula el artículo 114 del reglamento, es un retiro de oficio, con lo que se extinguirá la relación laboral del docente y, por ende, los derechos que contempla la ley. La nueva edad límite es mucho más razonable; favorece el necesario y natural cambio generacional que todo sector laboral requiere; más aún el educativo, que exige buen desempeño en el aula, capacitación, investigación, abordar temas de inclusión en el aula, uso de tecnologías, estudios de postgrado, dominio de idiomas, etc. Lo importante es garantizar una pensión digna.

¿Qué pasará con los escolares, si el retiro de sus docentes se da antes de que termine el año?
El Ministerio de Educación debe garantizar que no se queden sin maestro, previendo el tema de las plazas vacantes que quedarían, cuando cesen los más de 8000 docentes, en el primer trimestre del año escolar. La ley (Cap. IV) reglamenta el proceso de evaluación para el ingreso por concurso público.

¿La UGEL y la Dirección Regional de Educación (DRE) han previsto esto?
Hay que trabajar las etapas del proceso de evaluación de ingreso, previstas para la etapa nacional (a cargo del Mindedu) y la fase a cargo de las instituciones educativas que requieran nuevos docentes. Primero hay que oficializar el tema de las vacantes para acceder a una plaza; el problema es que hay poco tiempo para implementar todo el proceso. La DRE y UGEL deben expedir “resoluciones de cese a docentes” por límite de edad, según el Ministerio (Oficio Múltiple Nº 0033-2013-MINEDU/SG-OGA-UPER), con lo cual dichas instancias deben proceder.

Si aún no se hubiera realizado un concurso público, ¿quiénes ocuparían los cargos?Están reglamentados los requisitos para acceder a una plaza: pertenecer al Colegio de Profesores del Perú y ser ganador de una plaza por concurso.  Se tiene que garantizar que quien ingrese tenga un amplio conocimiento pedagógico y disciplinar; para ello, se deben designar comités de evaluación. Si no hubiera concurso para nombramiento, las plazas serían adjudicadas por contrato; previo concurso público, de acuerdo a las normas nacional establecidas.

El viceministro de Educación señaló que muchos docentes mayores de 65 años se resistían al retiro porque el gobierno anterior congeló sus fondos de CTS ¿Con la nueva ley la situación cambia?
Se prevé que el profesor que cese, recibirá su CTS: 14% de la remuneración íntegra mensual por año de servicios oficiales. La ley debe garantizar el pago en función a la jornada laboral del educador, de su escala magisterial y los años de servicio. Respecto a esto último, se reconocerá un máximo de 30 años.

Los maestros han anunciado un paro el 30 y 31 de mayo.  Nuevamente en las aulas habrá ausencia de docentes a nivel nacional…
El paro no tiene razón de ser. La ley  ya está reglamentada y aprobada. Pienso que algunos puntos pueden discutirse, como la poca o nula participación del sindicato en evaluaciones previstas o el no reconocimiento del bono de preparación de clases. Los maestros deben recordar que se han perdido demasiadas clases y nadie garantiza su recuperación, ni siquiera lo han logrado las instancias supervisoras, siendo el alumno y sus padres los perjudicados. Mirémoslo como un reto para el ascenso y, con ello, la mejora remunerativa del docente. Los niveles más altos exigen estudios de postgrado, pues se requieren maestros competitivos que estén a la vanguardia de los avances de las ciencias de la educación y cumplan con todos los estándares de calidad docente; la nueva ley es una oportunidad para revalorar el trabajo del maestro peruano. Los cambios son una ocasión de mejora.

Image160513155705-000