¿Qué pasará después de la “repartija”?

El Dr. Carlos Hakansson, docente de la Facultad de Derecho, analiza el escenario tras la escándalo producido por la llamada "repartija". En los próximos días, el Congreso definirá cuál será el nuevo sistema para elegir a los miembros del TC, BCR y el defensor del Pueblo.

Tras el escándalo de la “repartija”, calificativo que se le dio al modo de  elección de los seis magistrados del Tribunal Constitucional, los tres directores del BCR y el defensor del Pueblo, el Congreso definirá en los próximos días cuál será el nuevo sistema para elegir a estos funcionarios.

Mientras algunos congresistas y expertos plantean regresar al proceso por concurso, otros señalan que se debería continuar con el método por invitación. Sin duda, se trata de una valiosa oportunidad para que la recién instalada Mesa Directiva del Congreso pueda reivindicar su imagen ante la ciudadanía.

Congreso Peruano

Foto: Diario La República

La “repartija” en el escenario político

El constitucionalista de la Universidad de Piura, Dr. Carlos Hakansson,  explicó que este sistema de elección de autoridades está previsto en la Constitución y tiene un contenido político, como cualquier otro, en el Derecho Constitucional Comparado.

“Sin embargo, el fraccionamiento del Congreso, con cerca de ocho agrupaciones políticas, y la posibilidad de las bancadas para proponer candidatos sin adecuados filtros previstos desde la propia Carta Magna, desencadenó la indignación de la opinión pública”, indicó.

Sobre las posteriores protestas sociales que se vivieron en la capital y en otras ciudades del país, el especialista coincidió con aquellos analistas que dicen que “es una clara señal de una ciudadanía emergente y que es fruto de la continuidad democrática del país”.

“Se trata de jóvenes ciudadanos que han crecido en libertades; además de las calles, las redes sociales se han convertido en el nuevo escenario para manifestar su parecer respecto a las decisiones de nuestros representantes”, sostuvo.

Repartija

Foto: Raúl García Pereira (sientemag.com).

¿Lección aprendida?

Hakansson señaló que el proceso de elección por invitación tuvo la finalidad de sincerar la decisión de nombramiento de los candidatos, acortar los tiempos, y evitar maltratos a profesionales de prestigio personal y profesional.

“Sin embargo, la composición parlamentaria, tan fraccionada que dificulta el diálogo, no colabora en lograr los consensos necesarios; todo lo anterior, sumado a la premura del tiempo y los compromisos para agotar la legislatura con el nombramiento de las autoridades, fueron los factores desencadenantes de los resultados que conocemos. Por otra parte, hay que reconocer que los partidos políticos no tienen cuadros de profesionales de prestigio y trayectoria profesional que cumplan con los requisitos  indispensables para ser candidatos a estas importantes instituciones”, apuntó.

No obstante, agregó el docente de la Facultad de Derecho, para el nuevo proceso de elección la lección ya debería estar aprendida.

“En esta oportunidad entrarán en juego dos factores adicionales: el primero de ellos, es la latente observación ciudadana durante todo el proceso; en segundo lugar, los resultados de la reciente encuesta que desaprueba a varias instituciones públicas, entre ellas al Congreso de la República. Por eso se trata de una oportunidad para manifestar un verdadero cambio”, puntualizó.