Rector de la UDEP: “Sabemos que trabajarán por una sociedad mejor”

Más de 350 nuevos bachilleres se graduaron. Ellos recibieron las insignias que simbolizan la culminación de sus estudios universitarios.

rector_bachiller_2013Más de 350 nuevos bachilleres se graduaron ayer en la UDEP. Ellos recibieron las insignias que simbolizan la culminación de sus estudios universitarios, además del aplauso y las felicitaciones de sus profesores, familiares y amigos. Durante su discurso, el rector de la UDEP, Dr. Sergio Balarezo, instó a los graduados a trabajar por “un crecimiento económico con desarrollo sostenible”. 

“Siempre hemos dicho que el mejor y mayor aporte que da la Universidad de Piura al país, son los miles de graduados que trabajan con honradez, dedicación y esfuerzo; con espíritu innovador, emprendedores con vocación de servicio. Ustedes no son la excepción. Sabemos que trabajarán por una sociedad mejor, en la que además de crecimiento económico se pretenda el desarrollo sostenible fundamentado en la persona”, señaló el Dr. Balarezo.

Asimismo, el Rector de la UDEP refirió que la responsabilidad es un valor que debe estar unido a la generación del desarrollo: “No hay verdadero desarrollo sostenible fundamentado solo en la generación de dinero, si este no procura beneficiar a la sociedad en su conjunto; creando valor en educación, salud, vivienda, etc., enseñándoles a generar desarrollo con responsabilidad, para que sean los verdaderos gestores de su futuro”.

En ese sentido, Balarezo agregó que el país “tiene deudas” con sus ciudadanos porque se ha generado dinero pero el desarrollo es tarea pendiente: “donde no hemos mejorado y tenemos aún una tarea pendiente es en el desarrollo humano; realmente necesitamos una verdadera reingeniería en valores humanos, justicia social y de bases para un verdadero desarrollo sostenible y esto solo es posible con profesionales que muestren entrega y se sepan dar por la construcción de las personas de la sociedad”.

Elegir siempre lo correcto

Por su parte, Víctor Herrada Bazán, alumno graduado que habló en nombre de los bachilleres, instó a sus compañeros a replicar, en su trabajo diario, lo aprendido en las aulas universitarias: “La Universidad nos ha brindado: un fortalecimiento de nuestras virtudes para elegir lo correcto, incluso en las disyuntivas más duras. Ser buenos para elegir lo bueno y poner nuestra inteligencia al servicio de dicha elección”.

Asimismo, Herrada instó a sus compañeros a no olvidar que el éxito profesional no solo radica en ganar dinero sino también en ser buenas personas: “Es respetable que una persona gane bien producto de su esfuerzo y su trabajo. Sin embargo, de nada sirve tanto éxito laboral, si éste no va acompañado de algo más profundo. Algo que nos haga crecer como lo que somos: seres humanos”.