“Urge generar ‘conciencia cultural’ en los jóvenes”

La participación activa de los estudiantes de diferentes universidades de La Libertad, en el acopio de basura y limpieza de la Ciudadela es una manera de crear y generar conciencia en ellos y amor por la cultura.

Chan Chan
Luis Peirano, ministro de Cultura, advirtió  que el sitio arqueológico Chan Chan se encuentra en peligro y que, de no cuidarlo, perdería la categoría de Patrimonio Mundial de la Humanidades de la Unesco. Pablo Sebastián, docente de la Facultad de Humanidades de la UDEP, opina sobre la indiferencia en el cuidado y preservación del patrimonio cultural.

¿Qué hace falta para que los peruanos conozcamos y valoremos nuestra cultura?

Definitivamente hace falta crear conciencias. En Piura, de igual manera, desconocen el significado de patrimonio; si lo desconocen, no lo poseen ni lo hace suyo. Debemos apuntar a ese público objetivo y sensibilizarlo sobre cuán importante es nuestro pasado, para que entiendan el presente. Las estrategias de concientización se lograrán a través de una adecuada y necesaria ‘educación cultural’, que debe iniciar desde las escuelas.

¿Quiénes son los responsables de velar por el cuidado y mantenimiento de la Ciudadela?

No hay responsables y tampoco hay que buscarlos. Lo importante es plantear soluciones y para ello, hay que trabajar con mecanismos y métodos atractivos, sobre todo dirigidas a jóvenes para que, de alguna manera, quieran y hagan suyo su patrimonio, su cultura, su antepasado. Así, a largo plazo, cuidaremos y preservaremos lo que nos pertenece.

Se conoce que cerca a la Ciudadela hay extensas áreas de cultivo ¿En qué podría afectar a Chan Chan?

El material con el que se ha construido la Ciudadela es barro (adobe); por lo tanto, la humedad afecta rápida y directamente las bases de la misma. Si en las proximidades hay agua,  no hay dudad que podría colapsar con mayor facilidad. En ese caso las autoridades deberían evaluar e inspeccionar de inmediato el área y revertir el problema.

¿Cuál es el reto del sector turismo?

Más de diez mil turistas visitan Chan Chan cada año. El problema está en revertir la situación si es que ya ha sido identificada. Ahora, se debe seguir trabajando en atraer al visitante o turista. Por ejemplo, se podría complementar la oferta con algún otro tipo de equipamiento o ambiente que permita comprender a más profundidad esta ruina. No perdamos de vista que se trata de la ruina arqueología más extensa que hay en América y por ello la implementación de nuevos métodos despertará una mayor atracción en los turistas que vienen en busca de experiencias y conocimiento de nuestra cultura. Se necesitan de inmediato estrategias directas que generen impacto en la población, a largo plazo.

Una reflexión final…

Si se le quitara el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad, perdería la comunidad peruana y todo el mundo. El Perú atraviesa por un momento muy importante en el sector económico y perder este reconocimiento significaría un retroceso evidente, pues los logros económicos de nuestro país deben ir de la mano de nuestra cultura.

Ciudadela Chan Chan