“El mensaje de san Josemaría es trascendental para el tercer milenio de la fe”

Con la presencia de decenas de fieles, la Universidad de Piura celebró la Santa Misa por la festividad de san Josemaría Escrivá, fundador y primer Gran Canciller de nuestra Casa de estudios. Las celebraciones se realizaron en Lima y Piura.

En Lima, el Cardenal Juan Luis Cipriani y el Vice Gran Canciller de la UDEP, P. Emilio Arizmendi Echecopar, destacaron la figura de San Josemaría en la vida de la Iglesia y de los fieles haciendo sentir su presencia con el apostolado. “Queremos una Iglesia de salida”, señaló el Cardenal Cipriani aludiendo a una frase del Papa Francisco quien invocó a fieles a no quedarse en ellos mismos sino tener una vida más activa y de entrega a los demás.

misa_sanjosemaria15

La iglesia María Reina, en San Isidro, fue el lugar donde se celebró la Eucaristía en honor al santo fundador del Opus Dei.

Misa en Piura
La celebración eucarística estuvo presidida por el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren quien, durante su homilía, resaltó la importancia del mensaje dejado por el fundador del Opus Dei durante su vida.

“El mensaje de san Josemaría es trascendental para el tercer milenio de la fe. Este mensaje de santificación resulta idóneo para nuestra época. Hay que invitar al cristiano a ser santo en el día a día, esta llamada debe perdurar en el tiempo”, señaló Monseñor Eguren, quien presidió la ceremonia acompañado del capellán mayor de la UDEP, P. Ricardo González y los capellanes de las diversas facultades.

misa_sanjosemaria

Plan de vida
Durante su reflexión, monseñor Eguren comentó sobre la fortaleza y humildad del primer Gran Canciller de la UDEP para cumplir la tarea encomendada: que todos sepan que es posible buscar la perfección cristiana en medio de la vida ordinaria.

“San Josemaría entendía la voluntad que Dios y vivió para realizarla. Fue consciente que su plan de vida era cooperar con el Plan de Dios”, afirmó. En ese sentido, el Arzobispo recordó las palabras que Juan Pablo II usó para resaltar el mensaje del llamado ‘santo de lo ordinario’: “No hay mayor tristeza que no aspirar seria y responsablemente a la santidad. San Josemaría fue el santo de lo ordinario porque todo en la vida es ocasión para un encuentro con Dios; la santidad está al alcance de todos”.

Don Álvaro y UDEP
Monseñor Eguren mostró su alegría por la próxima beatificación del Mons. Álvaro del Portillo, segundo Gran Canciller de la UDEP, el próximo 27 de setiembre, en Madrid: “Hoy estamos alegres y llevamos la gracia de Dios porque don Álvaro será beato. Esto es bueno pues, como él mismo decía, ‘no se trata de buscar la propia gloria sino la gloria de la Iglesia’”.

sanjosemaria_misa

La homilía culminó felicitando a la UDEP por los 45 años de trabajo en el Perú: “La Universidad es el lugar idóneo para recibir la formación que luego permita aportar a la sociedad. Ahora más que nunca el hombre está seriamente amenazado por una serie de ideologías. La verdad de la persona está en peligro y debemos defenderla. Agradezco a la Universidad de Piura por los tantos años trabajando en estas tierras”.