“El Plan Regulador de Rutas ayuda, pero aún no soluciona el problema”

Gaby Ruiz, experta en ingeniería vial de la Universidad de Piura, analiza los cambios que trae consigo el plan de rutas para la ciudad de Piura.

Gaby Ruíz

Desde los primeros días de enero, nuevas unidades de transporte público empezaron a circular desterrando, casi en su totalidad, a las combis. Estos cambios se presentan luego de ponerse en marcha el Plan Regular de Rutas (PRR). Para Gaby Ruiz, experta en Ingeniería vial de la Universidad de Piura, estas medidas ayudan, en parte, a solucionar la problemática del transporte, pero aún hay mucho que trabajar.

¿El PRR solucionará los problemas de transporte?

Hay que considerar los vehículos privados, no se pueden obviar, porque estos utilizan las mismas vías. Definitivamente el PRR eliminará las líneas ilegales de transporte y definirá las rutas de cada empresa. Sin embargo, no llega a todos los sectores donde solían llegar las demás líneas y esto causa incomodidad en la población.

¿Se debió otorgar 30 días más a las empresas ganadoras de las rutas?

Sí debería respetarse el plazo del PRR. El problema es que, de repente, estos plazos no son muy realistas, no se han pensado bien en su momento y ahora se están dando medidas para compensar. Es conveniente tratar de respetar los acuerdos y las bases de la licitación. Estar cambiando las fechas y dando prórrogas genera incomodidad.

¿Cuál será el impacto de la nueva flota de vehículos?

El impacto no será la varita mágica que solucione los problemas. Habrá puntos en los cuáles el nivel de congestionamiento se va a mantener y no se resolverá tan fácil. Hay que considerar que unidades más grandes necesitan vías e intersecciones de mayor amplitud. En la ciudad no se prevén vías con suficientes dimensiones para incluir soluciones viales, que sean coherentes con el tamaño y cantidad de vehículos que habrá en el futuro.

¿Habrá más congestión?

Los vehículos grandes que tienen que dar vuelta a la izquierda en una intersección, congestionan todo. Unidades grandes requieren espacios viales más grandes. No creo que sea un problema, pero sí es una necesidad. Se necesita un mejoramiento para el futuro. Se debe ver cómo se resolverá eso con la infraestructura ya existente.

¿Los paraderos actuales están bien ubicados?

Los paraderos que ya existen deben revisarse en relación al plan de rutas. Cuando se realizaron los estudios para el PRR, debe haberse verificado si los actuales paraderos están bien ubicados. Creo que sí ameritan revisarse los paraderos existentes, sobretodo en la parte del centro, ver dónde se ubicarán los nuevos y qué infraestructura tendrán. No se puede establecer los paraderos solo pensando en los vehículos, se debe pensar en el usuario. Y que se respeten los paraderos oficiales. Además, se debe evaluar por qué las personas no utilizan los paraderos establecidos.

¿El cierre de la avenida Grau complicará más el tráfico de la ciudad?

El impacto de ese proyecto no solo debe considerarse en las cuatro o cinco calles alrededor de esa avenida. Se debe ver cómo se desarrollará la actividad en toda la ciudad, por efecto de esa nueva propuesta. Se debe hacer un estudio del movimiento vehicular, no solo de una intersección. Se debe ver de forma macro, no solo cinco calles. Si se vuelve peatonal hay que incluir todas las medidas urbanísticas adecuadas para que la gente tenga un sitio por donde caminar, que no tenga sol, que tenga la protección adecuada, que no esté expuesta a la radiación, etc.

¿Qué otras acciones deberían ejecutarse el 2014?

Impulsar la remodelación de la avenida Vice y todas las vías que atraviesan la Zona Industrial, evaluar vías de evitamiento, mejorar las vías transversales, plantear un puente vehicular para evitar la acumulación de automóviles.