“Estamos viviendo una etapa industrial asolapada”

La Dra. Genara Castillo presentó su libro: “Hacia el descubrimiento del ser personal”, donde desarrolla la filosofía de Leonardo Polo y trata de responder a la pregunta: “quiénes somos”.

La especialidad de Filosofía de la Facultad de Humanidades cumplió 20 años y lo celebró con el Coloquio de Filosofía, dedicado al filósofo Immanuel Kant, en el aniversario 290 de su nacimiento. Durante el cierre de esta actividad, la Dra. Genara Castillo, experta en Antropología Filosófica, presentó su libro: “Hacia el descubrimiento del ser personal”, donde trata de desarrollar la filosofía de Leonardo Polo teniendo como punto central de su propuesta el responder a la pregunta: “quiénes somos” y no tanto “el qué somos”.

Genara Castillo

Según la autora, existen cuatro motivos que fundamentan la publicación presentada el último sábado y, sobre los cuales, ha hecho una larga reflexión para dar con algunas respuestas al por qué, en la actualidad, existe una reducción del concepto‘dignidad humana’. Para la autora, las razones son: el proceso productivo actual, la política, la familia y los medios de comunicación.

Con respecto al proceso productivo, la doctora Castillo sostiene que nuestra sociedad productiva está basada sobre el valor del dinero y no sobre el valor de la persona humana. “La crisis actual se debe a que no se ha descubierto el ser personal”, y ahora está siendo “crack” el sistema y recién vemos que algo está mal.

En lo que se refiere a la política, la experta de la UDEP afirma que hoy la política no se concibe como un servicio sino que sólo se busca los beneficios económicos que pueden generar el poder. “El ser personal es un ser donante, que aporta a los demás, sin embargo la política va en sentido contrario porque solo está buscando el bien egoísta”, afirma.

La familia es otro de los puntos que se puede enfocar mejor a través de esta publicación. La Dra. Genara Castillo señala que bastantes padres de familia trabajan para consumir y no para vivir; por ello, los papás de hoy tienen poco tiempo para los hijos porque el trabajo les consume las horas que deben dedicar a fortalecer los lazos familiares. Asimismo, en este análisis del debilitamiento de la familia, como rasgo de la sociedad actual, la docente señala que hoy los cónyuges viven alejados uno del otro, “han perdido la capacidad de descubrirse todos los días”.

El actuar de los medios de comunicación en la sociedad de hoy también es considerado como otro de los motivos de la pérdida del camino hacia el descubrimiento del ser personal. Para la experta, muchos medios de comunicación han masificado al ser humano en vez de personalizarlo, “no descubren el valor de la persona”.

La experta señala que“el hombre de hoy está cansado, con cierto malestar, el solo ir al consumo no le convence. La gente en las empresas está a disgusto, hoy sienten que no se les escuchan, que son simples ejecutores. Entonces, en la sociedad se pierde mucho por el escaso valor a la persona” y, en ese contexto, la autora recoge la propuesta de Leonardo Polo que busca poner de relieve a la persona. En ese sentido, de las cuatro razones expresadas, la doctora Castillo considera que el punto más crítico está referido al tema económico empresarial, sector que en muchos casos “está deshumanizado pues considera al hombre solo como una pieza de un gran engranaje”.

El concepto de productividad

Para la docente, el concepto de “productividad”, tan usado en las empresas para medir el rendimiento y la permanencia de un trabajador, “debe relacionarse con el mejoramiento del trabajador y de su entorno”. En ese sentido, Castillo afirma que “la producción está bien, pero no todo es cuantificable, menos el valor de una persona, quien en definitiva es una criatura”.

“Aún estamos viviendo una etapa industrial asolapada, como en el siglo XVIII, porque ahora sigue ganando terreno lo cuantitativo. El reto actual es poner en práctica es un materialismo cristiano que necesita una base filosófica y Leonardo Polo ha buscado hacer con su obra hacer un recuento de los aportes de los clásicos y ajustar cuentas a la modernidad, para darle relieve a la persona”, refiere Castillo.

En ese sentido, la docente de la UDEP afirma que la relación entre la persona y la empresa requiere una responsabilidad de los grandes líderes del mundo. “En este tema hay una responsabilidad de los líderes empresariales, políticos, universitarios… Algo que es seguro es que si se deshumaniza o despersonaliza al ser humano, éste no va tener el mismo rendimiento en la empresa ni en la sociedad. La buena señal es que este tema tan preocupante ya lo tienen en cuenta las cabezas de diversas empresas de mucho nivel”, afirma.

Finalmente, la doctora Castillo afirmó que no es necesario ser un líder político o empresarial para aportar en el retorno al camino del descubrimiento del ser personal. Para la experta, entre las personas “se debe fomentar la admiración por el otro”, es decir, cualquier persona puede aportar mucho teniendo claro y actuando bajo el respeto del otro, de las personas que nos rodean, “tener claro que la persona de al lado o que pasa al frente es valiosa, es única e irrepetible”.