Hay que afirmar las raíces de la nacionalidad

El año pasado el Dr. José Agustín de la Puente y Candamo, profesor fundador de la Universidad de Piura, se incorporó al claustro académico en el Área Departamental de Historias. Ha trabajado en la UDEP desde su creación como Presidente de la Asociación para el Desarrollo de la enseñanza Universitaria (ADEU), promotora de la Universidad, que nació en 1965 con la finalidad de incentivar todo tipo de actividades universitarias. Desde entonces compartió con nosotros los primeros pasos de nuestro Centro de Estudios y en la primera ceremonia de apertura del Año Académico en 1969, tuvo a su cargo la Lección Inaugural.

Dr. José Agustín de la Puente y Candamo, profesor fundador de la Universidad de Piura.

Dr. José Agustín de la Puente y Candamo, profesor fundador de la Universidad de Piura.

El año pasado, el Dr. José Agustín de la Puente y Candamo, profesor fundador de la Universidad de Piura, se incorporó al claustro académico en el Área Departamental de Historia. Ha trabajado en la UDEP desde su creación, como presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Enseñanza Universitaria (ADEU), promotora de la Universidad. La ADEU nació en 1965 con la finalidad de incentivar todo tipo de actividades universitarias. Desde entonces, compartió con nosotros los primeros pasos de nuestro Centro de Estudios y, en la primera ceremonia de apertura del Año Académico en 1969, tuvo a su cargo la Lección Inaugural.

Historiador, abogado y profesor universitario desde hace cuatro décadas, es miembro de la Academia Nacional de Historia, del Centro de estudios Histórico Militares y de la Academia Peruana de la Lengua. Aprovechando sus estancias en Piura, Amigos conversó con él sobre un tema de gran actualidad e interés en nuestros días: la identidad nacional.

Sobre identidad nacional podemos distinguir varios aspectos, ¿cuáles son los más importantes?

Uno de ellos es lo que determina la naturaleza misma del Perú, es decir, lo que hace en términos simples el Perú sea el Perú. La identidad nacional es un poco la naturaleza del propio país. Otro aspecto, el más importante diría yo, es la relación entre el hombre peruano y el Perú; es decir, si el peruano se identifica con lo que es el Perú y si conoce bien a su país.

¿Considera Ud. que actualmente el Perú atraviesa una crisis de identidad nacional?

Sí. Yo creo que es una crisis importante con raíces largas y diversas. Hay una especie de divorcio entre el hombre peruano y su historia. Hoy, el peruano está un poco separado de lo que es su país y esto proviene, en buena parte, de la deficiente enseñanza recibida en el colegio, y, en otros casos, de la ideologización o visión politizada del Perú, situación que se presenta en los últimos veinte años.

Y en 1990 principalmente…

En el Perú siempre han existido problemas, pero esa inseguridad del peruano frente a su país es un problema creciente, agravado por la crisis actual que contribuye a incrementar esa desconfianza en el Perú.

¿Qué otras causas cree Ud. que contribuyen a esta crisis?

Yo diría que la razón central es ese desconocimiento de lo nuestro. Debemos ser solidarios con todo lo que ha sucedido en el Perú. La enseñanza en un colegio, con una visión histórica seria, disminuye la visión politizada e ideologizada que deja traslucir hoy en día, situación similar a la de aquellos partidos políticos que hacen una estructura del  Perú a su gusto; en la enseñanza esto da lugar a una falsificación de la historia.

Entonces, ¿la solución a este problema radica en impartir una buena enseñanza en los colegios?

Evidentemente, parte importantísima del problema viene de la enseñanza escolar deficiente e ideologizada. La enseñanza no consiste únicamente en presentar figuras notables o hechos extraordinarios, sino en mostrar al alumno la vida en común, hacerle comprender que forma parte de la continuidad de la vida misma.

Ante la difícil situación actual, ¿cuál considera Ud. que es el reto de esta generación?

Es un poco reafirmar las raíces en el Perú y proyectarse al futuro, al perfeccionamiento de la justicia en la sociedad peruana, pero dentro de la afirmación de su idiosincrasia.

¿Qué abarca el mestizaje en el Perú?

Todo. No solo la sangre, sino también las costumbres, la ropa, el arte, la agricultura. Si nosotros quitamos lo mestizo destruimos al Perú. En nuestro país no hay una discriminación por raza en un sentido profundo, pero sí una suerte de discriminación psicológica. Este es un problema de origen muy diverso y completo que nos hace mucho daño y debemos superar; de allí que el reto central de la identidad nacional sea fortalecer nuestra creencia en el mestizo.

En otros países a nivel latinoamericano, ¿cuál es la visión del mestizo?

En México, por ejemplo, se vive con naturalidad. Nuestra realidad es que somos mestizos, y no lo queremos aceptar o, al hacerlo, mucha gente lo toma como quien tiene alguna enfermedad o algún problema.

¿Qué otros valores pueden destacarse de este mestizaje?

Dentro de la visión mestiza hay valores como la evangelización, el sentido de la familia y la idea de persona humana libre y trascendente, conceptos que no se vivían en el Imperio Incaico. La sociedad mestiza ha incorporado valores permanentes de la sociedad cristiana que han sido efecto de la evangelización.

¿Cómo definiría Ud. la peruanidad?

Esta palabra la acuñó Víctor Andrés Belaunde y, además, es el título de una obra muy importante sobre este tema. Peruanidad es en realidad el espíritu del Perú, es la creación que hicieron simultáneamente el español y el hombre andino, con el negro en menor proporción. Como concepto, peruanidad es una idea completamente mestiza. Inclusive la palabra Perú nació de la mala pronunciación que hicieron los españoles a la palabra “Birú” que era el nombre de una población cercana. La palabra Perú no existía hasta que llegaron los españoles. Lo anterior a su llegada pertenece a la patria peruana. El impacto incaico es una parte irreemplazable del Perú, pero por sí solo no lo constituye. El Perú nace cuando comienza el mestizaje. Víctor Andrés Belaunde en su libro, tal vez el mejor que  se ha escrito sobre peruanidad, trata sobre el análisis acerca del origen mestizo del Perú y los valores de la cultura peruana.

Un descendiente de extranjeros, que nace y vive en el Perú, ¿puede ser considerado auténtico peruano?

Se puede ser peruano por dos causas: por sangre, como es nuestro caso, o por el ambiente. Sobre este último aspecto hay un mestizaje porque el medio hace suyo al hijo de extranjeros, lo incorpora a nuestro ambiente, le forja una identidad nacional. Lo mismo sucede en el caso de extranjeros que llevan veinte o treinta años radicando en el Perú; son peruanos aunque hayan nacido en Bélgica o España, el ambiente los va ganando con el paso de los años.

¿Considera Ud. que éste es uno de los momentos más difíciles de la historia peruana?

Yo creo que es uno de los más difíciles, pero no el más difícil. Junto a la crisis económica hay una crisis moral muy compleja, agravada por el terrorismo y el narcotráfico, lo que produce, como efecto, cierta depresión. Esta situación se puede superar si no nos detenemos en lo negativo y pensamos también en lo positivo que hay en el Perú, en lo que sí marcha bien: esta Universidad, por ejemplo, así como otras instituciones serias que trabajan independientemente de la política. Nosotros podemos vivir muchos problemas económicos y morales, pero, no obstante, debemos reafirmar nuestra creencia en las raíces profundas de la sociedad, a la cual debemos servir en el cumplimiento de nuestros deberes ordinarios.
Dr. José Agustín de la Puente y Candamo, profesor fundador de la Universidad de Piura. Historiador, abogado y profesor universitario desde hace cuatro décadas, es miembro de la Academia Nacional de Historia, del Centro de estudios Histórico Militares y de la Academia Peruana de la Lengua.

Entrevista realizada en el año 1990.