“La Biblioteca de la Universidad de Navarra es un paraíso”

La profesora de Humanidades de la UDEP Melissa Llauce cuenta su experiencia en el Máster Universitario en Filosofía (MUF) desde Pamplona, España*.

Melissa Unav Bibilioteca

Foto: Universidad de Navarra.

Melissa Llauce es de Perú. Estudió Filosofía y Derecho, y desde 2011 es profesora en la Universidad de Piura. Llegó a Pamplona en 2013 para cursar el Máster Universitario en Filosofía (MUF): realidad, conocimiento y acción. Vive en un piso con otras dos chicas. Asegura que se encuentra como en casa. Tiene allí una familia.

“La Universidad de Navarra es armónica en los espacios y edificios —empieza a explicar Melissa—. Cada uno tiene su propio estilo y puedes escoger dónde tomarte el café. No es lo mismo Faustino que la cafetería de la Biblioteca. Esta armonía la palpo también en las personas que trabajan y estudian aquí, y en las actividades culturales que se llevan a cabo. Poder participar en el coro y asistir a la quincena de teatro es algo maravilloso”.

El MUF es un máster de investigación; tenemos a nuestra disposición profesionales de primer nivel, a quienes podemos escucharlos en clase, leerles y tratarles personalmente: llama la atención que siempre están disponibles para lo que necesitas. La biblioteca es un paraíso: es un verdadero lujo poder disponer de tanta información y con todos los recursos electrónicos. El máster es disciplinante —continua Melissa—; la intensidad de hacerlo se nota de distintas maneras: con el cansancio, incluso estrés de los días de clase y presentación de trabajos, pero también porque nos obliga a organizar el tiempo y sobre todo a ordenarnos. El tiempo es un tesoro, pero es limitado, por eso hay que aprender a ocuparlo muy bien. Tanto el tiempo como la disciplina te forman para la investigación. La investigación es un trabajo profesional, un proceso personal para el que los profesores te dan las pautas”. Otra familia.

Este curso 2013-14 realizan el MUF siete alumnos de cuatro países: Guatemala, Méjico, Perú y España. “Todos tenemos la misma carga de trabajo, pero nos complementamos, porque al venir de distintas disciplinas, nos enriquecemos. No he podido encontrar unos compañeros mejores”. ¿Otra familia? Contesta sí, sin vacilar: “Son lazos que tienen en común una misma pasión: la Filosofía”.

Es 25 de marzo de 2014 y desde los grandes ventanales de la biblioteca se ve la nieve en los montes que circundan la ciudad y también en el campus. El sol asoma por el fondo. “Que pueda ver nevar, llover y que salga el sol todo a la vez, y que eso suceda realmente en un mismo día, es algo increíble; ¿tendrá que ver con la armonía de la que le he hablado antes?”, se pregunta Melissa.

*Texto recogido de la web de la Universidad de Navarra.