“La seguridad y salud en el trabajo es una de las necesidades menos atendidas en el país”

En el marco del día mundial de la seguridad y salud en el trabajo, el Dr. Norvil Mera, del Policlínico UDEP, hace una reflexión sobre la necesidad de que el Estado y las empresas privadas destinen mayor inversión a este tema.

Fuente: wong-cia.com

Imagen: wong-cia.com

El trabajo nos permite obtener recursos económicos y satisfacer las necesidades básicas diarias, pero sobre todo es un medio de desarrollo personal, profesional y social. Por otro lado, en el trabajo pueden suceder accidentes y enfermedades ocupacionales, que se traducen en pérdidas económicas y sociales, reducen la productividad individual y colectiva, generan ineficiencia y afectan al nivel de vida de los trabajadores.

¿Qué precio estamos dispuestos a pagar por trabajar?, se pregunta el Dr. Norvil Mera, médico de salud ocupacional del Policlínico UDEP y director académico de la Maestría en Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), de la Universidad de Piura. “Los directivos de las empresas deberían ser conscientes de esto”, expresa.

Indica, que a pesar de existir una normativa nacional e internacional, un Ministerio del Trabajo, una Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral y una Organización Internacional del Trabajo (OIT), la SST en el Perú aún representa un desafío enorme, lo que hace difícil promover una cultura de prevención dentro de las empresas, las cuales sólo se preocupan cuando acontece un accidente mortal.

“Citando a Frank Bird, por cada accidente mortal hubo antes 10 accidentes leves, 30 accidentes con daño material y hasta 600 incidentes, que fueron las primeras señales de que la gestión de prevención de riesgos laborales, en ese momento, no era la adecuada. A pesar de ello, nadie actúa para corregir las no conformidades del sistema de gestión de SST en el momento oportuno”, señala.

Según el último reporte de la OIT, cada 15 segundos un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo y cada 15 segundos 160 trabajadores tienen un accidente laboral. Todo ello representa un costo entre el 2 y 11% del PBI en países en desarrollo y en Perú, aproximadamente, 50 000 millones de dólares anuales.

Asimismo, la Agencia Europea de SST elaboró y publicó un informe, en enero del 2006, donde identificaba las prioridades en investigación: el entorno psicosocial en el trabajo, los trastornos músculo esqueléticos, la exposición a sustancias peligrosas en el trabajo y la gestión de SST.

Norvil Mera

Mera manifiesta que la SST es de vital interés público y requiere de recurso económico y humano. Éste último con formación técnica especializada y capacidad de gestión integral dentro de las empresas para trabajar con, para y por los trabajadores. Pero lo más importante es que, tanto empleadores como colaboradores deben asumir un compromiso de respetar y proteger la vida humana, con prioridad sobre cualquier objetivo de producción en la empresa.

“No hay sueldo, bonificación, ni siquiera indemnización que pueda reponer una pérdida en nuestras vidas. La amputación de un miembro, una enfermedad pulmonar crónica, un trastorno cognitivo conductual, un cáncer ocupacional, una crisis por estrés o finalmente la muerte, podrían ser el costo que estemos ya no dispuestos, sino ‘obligados’ a pagar si no modificamos, tanto los empleadores como colaboradores, nuestra actitud para con la cultura de prevención”, sostiene.

El Dr. Mera recomienda aprender a enfrentar los riesgos que se produzcan en el trabajo y a asumir un compromiso de esforzarse, para que la SST deje de ser un simple cumplimiento legal y pase a ser una verdadera respuesta a las necesidades del bienestar y desarrollo del ser humano. “De ese modo lograremos generar el verdadero valor humano agregado y las empresas serán organizaciones socialmente responsables. Todos queremos y merecemos un ambiente de trabajo seguro y saludable”.