“Piura tiene el 72% de los bosques secos, un patrimonio fundamental para su desarrollo”

El Dr. Rafael Navarro explicó cómo el cambio climático impacta en los ecosistemas forestales del norte del Perú y la importancia de su conservación.

bosque seco udep

“Es una tragedia que en un país como Perú, el bosque seco nunca haya sido un objeto de interés. La gente sigue pensando que es un elemento superfluo, prescindible o irrelevante, porque el concepto de bosques que tenemos es el de bosque tropical húmedo y no nos damos cuenta que hay otro tipo de bosque, que es tan importante, o más, que los bosques húmedos”, expresó el Dr. Rafael Navarro, de la Universidad de Córdoba, España, durante la conferencia: Impacto del cambio climático en los bosques secos. El Dr. Navarro se encuentra en la Universidad de Piura realizando investigaciones científicas en el marco de un proyecto FINCYT sobre el algarrobo.

El experto señaló que la conservación de los bosques es importante para el desarrollo y equilibrio de los países, que deben respetarlos, conservarlos y gestionarlos. “Piura tiene el 72% de bosque seco, claramente es la región por excelencia del bosque seco tropical, por tanto tiene un patrimonio natural y ambiental fundamental para todos, para su propio desarrollo y conservación”, manifestó.

Cambio climático

El Dr. Navarro afirmó que el cambio climático es una realidad evidente. Hay datos científicos que lo corroboran, como el deshielo y el aumento del nivel del océano. “Por tener un territorio costero, al Perú le afectará mucho el aumento del nivel del mar. Además, en el caso piurano, hay un incremento consistente de temperatura de casi un grado anual, esto se mantiene de manera regular, evidentemente hay un cambio en el patrón térmico”.

conferencia bosques secos

Indicó que el Perú es uno de los países más sensibles al cambio climático en América Latina. En concreto las zonas áridas son muy vulnerables, por el aumento de temperatura y eventos de precipitaciones extremas o sequias. “Perú debe ser consiente que está en la primera línea de combate contra el cambio climático, son los primeros que van a recibir el impacto, porque las zonas áridas no tiene capacidad de respuesta ante este fenómeno”.

En ese sentido, explicó que los bosques regulan ciclos como el hidrológico y el climático, sin ellos no habría las condiciones necesarias para vivir. “Lamentablemente, los bosques se están destruyendo, especialmente por la deforestación, un problema actual y en aumento. Por eso, es necesario un nuevo modelo de gestión, adaptado a unas condiciones que son distintas a las que había hace diez o quince años”.

Bosque seco piurano

El especialista destacó que el prosopis (algarrobo) piurano es uno de los más relevantes, por su adaptabilidad, sus frutos, su capacidad de resistencia al estrés y a vivir en condiciones de latencia. “Cuando viene un Niño vuelve a vivir, es un milagro de la naturaleza y da personalidad al territorio piurano con una enorme biodiversidad. Es un ecosistema importante por su particularidad biológica”, resaltó.

Dr. Rafael Navarro

Sin embargo, alertó que hay varios síntomas que confirman los impactos del cambio climático sobre los bosques secos, como es el incremento de la mortalidad de los árboles y aumento de parásitos, cambios fenológicos en la floración y en los frutos, plagas y enfermedades.

Asimismo, manifestó que la deforestación sigue siendo el problema más grave de los bosques secos de Piura. “La ordenación de usos del territorio es un requisito básico, para hacer estudios de vulnerabilidad e impacto del cambio climático sobre ecosistemas forestales”.

Contribución de la UDEP

Por otro lado, el Dr. Navarro resaltó las acciones que la Universidad de Piura viene realizando para la adaptación de los bosques secos al cambio climático. “La UDEP cuenta con el mejor ejemplo de bosque seco piurano, en un entorno académico y científico, único en el mundo. Tiene un laboratorio a escala, con lo cual hay una capacidad de experimentación impresionante. Además, es una institución educativa de gran prestigio, lo que garantiza la calidad de sus trabajos”.

De igual forma, expresó que es necesario generar información de calidad y de fácil acceso para fomentar las capacidades de investigación y formación, que definan y acompañen las estrategias de adaptación al cambio climático de los bosques secos de Piura.