“Próxima gestión municipal dejará sin efecto avances en terminal terrestre”

Jorge Timaná, especialista en ordenamiento vial de la UDEP, resaltó la necesidad en Piura de un sistema de transporte público y de semáforos.

Timaná

Con el crecimiento del parque automotor en Piura, las medidas para aliviar el tráfico en la ciudad son cada vez más urgentes. Para el ingeniero Jorge Timaná, la solución al caos pasa por planificar la distribución de los vehículos, la ubicación de las señales de tránsito y la programación los semáforos.

Así, durante el desayuno “Agenda pendiente en temas municipales”, organizado por la Universidad de Piura, el experto recordó que las motos y los mototaxis concentran el 60% de los vehículos que circulan por Piura y que no se ha elaborado un plan de largo plazo para ordenar el tránsito de estas unidades pequeñas.

De igual forma, enfatizó que Piura necesita la implementación de un sistema de transporte público. “La actual administración municipal ha apostado por cambiar las combis por unidades más grandes, pero no hay paraderos ni rutas integradas; tampoco hay frecuencias fijas para que no se acumulen los buses”, comentó.

Infraestructura en espera
Sobre los planes para el terminal terrestre, Timaná apuntó que aún no se han superado los problemas en las dimensiones del proyecto, pues no se ha presentado la justificación para sustentar el área de seis hectáreas que se plantea en la primera etapa de construcción.

“Hay muchas observaciones de ProInversión, también del Colegio de Ingenieros y otras instituciones. Entonces, si no hay revisiones, seguramente la próxima gestión municipal encontrará los argumentos legales para dejar sin efecto lo que se ha avanzado en el terminal terrestre”, aseveró.

El especialista también señaló que los candidatos a la alcaldía deben presentar un plan de ordenamiento vial que incluya el aumento de señales que guíen a los transportistas públicos y privados y un sistema integrado de semáforos. “Hacen falta más semáforos. Y los que hay están mal ubicados. Esto es una prioridad, porque un semáforo aislado contribuye al desorden”.