Sechura tendrá más agua gracias a un proyecto de la UDEP

Ingenieros de la Universidad de Piura aprovecharán el desierto y las altas temperaturas de la bahía, para fabricar un prototipo que potabilizará el agua de un manantial. El proyecto incrementará la oferta de agua en 13,3%.

Sechura ha experimentado un fuerte crecimiento económico en los últimos años, sin embargo no ha logrado superar el problema de la escasez de agua. Progestión, empresa que brinda el servicio de agua potable en la ciudad, ha manifestado que se debe habilitar nuevas fuentes de agua para la ciudad.

aguasechura

Actualmente, solo se dispone de una fuente de agua a punto de colapsar, el pozo de Altos Negros. Esto genera una racionalización de dos horas de agua por día para la población, asimismo las empresas industriales tienen que invertir en la compra de equipos para la potabilización del agua.

Frente a este panorama, ingenieros de la Universidad de Piura, en coordinación con la empresa Transportes, Distribución y Servicios Periche S.R.L y el financiamiento del Fondo de Investigación y Desarrollo para la Competitividad (FIDECOM), han puesto en marcha un proyecto para fabricar un prototipo que potabilizará el agua de un manantial y empleará energía solar para su funcionamiento, así se ampliará la cobertura de agua potable, para consumo humano y uso industrial, en la provincia de Sechura.

“Para el proyecto se ha escogido la combinación que se considera óptima y aproveche mejor las condiciones del entorno: desierto, sol y altas temperaturas a lo largo del año. Esta planta piloto aumentaría en 13,3% la oferta de agua y supondrá una  transferencia tecnológica que permitiría, en el mejor de los casos, duplicar la oferta de agua que tiene Sechura actualmente”, explica el Ing. Mario Quinde, docente de UDEP que conforma el equipo de trabajo del proyecto.

El prototipo estará implementado con un sistema de purificación solar, que no emite gases de efecto invernadero, no usa químicos y no emplea costosas membranas, sino que aprovecha la radiación solar para purificar el agua, combinando el efecto térmico con la radiación UV.

Adicionalmente, se instalará un sistema de bombeo fotovoltaico y el sistema de tratamiento de agua. “Se conoce de casos exitosos en otras partes del mundo que, experimentalmente, han logrado este objetivo”, señala el Ing. Hugo Fiestas, docente de UDEP e investigador de este proyecto.

Agrega, que la puesta en marcha de este prototipo aumentará la oferta de agua potable, a un precio menor del actual, generando más puestos de trabajo y más familias tendrán acceso al líquido elemento.

Asimismo, se logrará una disminución de enfermedades por malas prácticas de almacenamiento de agua, como el dengue, y se aumentará el índice de desarrollo humano. Además, al incrementar la oferta de agua podrán desarrollarse diversos negocios, permitiendo así mayores beneficios sociales para la población de la zona.

Por otro lado, los impactos ambientales de este proyecto son positivos, porque el sistema de tratamiento de agua del manantial no atenta contra la flora y fauna.

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

“El manantial se encuentra en una zona alejada del desierto, por lo que el ruido generado por las maquinarias a utilizar en el proceso será el mínimo y no afectará a la población. Además, no se usarán componentes contaminantes durante la extracción del agua, por ello no hay efectos negativos en el aire ni en el suelo de la zona”, expresa el Mgtr. Eduardo Sánchez, docente de la UDEP e investigador que forma parte del equipo del proyecto.

Cabe señalar, que los ingenieros de la UDEP que conforman el equipo de investigadores son: Hugo Fiestas, Ana María Cumpa, Eduardo Sánchez, Mario Quinde y Adriadna Chávez.