¿Si yo “tuviera” o si yo “tendría”?

Entre los hablantes aparece el uso del verbo conjugado en condicional con la conjunción “si”. Así, escuchamos expresiones como: Si yo ‘”tendría” mucho dinero, me compraría una casa; Si tú “tendrías” hambre, comerías todo. No obstante, son incorrectas y se deben evitar.

El modo verbal informa sobre la actitud del hablante ante lo que dice. Morfológicamente, está marcado por diferencias en la terminación verbal: am-o (presente de indicativo) / am-e (presente de subjuntivo); ama-ba (pretérito imperfecto de indicativo)/ ama-ra (pret. imperfecto de subjuntivo). Gracias al modo verbal, manifestamos los estados de las cosas como: conocidos, imaginados, ciertos, deseados, etc.

El modo subjuntivo presenta un significado inespecífico y en la construcción condicional es dependiente, pues aparece inducido por la conjunción “si”. Esta obliga al uso de este modo verbal: Si yo “tuviera” (no son posibles: tendré, tendría, etc.), por su valor de posibilidad a futuro.

Por su parte, el enunciado condicional tiene dos componentes: la prótasis, que expresa la condición, y la apódosis, que expresa la consecuencia del cumplimiento de tal condición. La primera nos sitúa en una probabilidad (no sabemos si se cumplirá o no la acción expresada con el conjuntivo “si”), por ello, siempre induce a utilizar el verbo en subjuntivo (si tuviera). La apódosis nos sitúa en una acción que sí se dará, cuando se cumpla la condición; por tanto, induce a utilizar el verbo en indicativo (expresa hechos reales, concretos, específicos).

Así pues, solo es correcto expresar la probabilidad mediante la conjunción “si”+el verbo en pretérito imperfecto del subjuntivo: Si yo tuviera, Si tú vinieras, Si hubieses aprovechado. Solo en el segundo componente de la expresión se usa el verbo en condicional indicativo: Si yo “tuviera” más dinero “tendría” una casa de playa.

Esta publicación fue escrita en la sección Prensa. Guarda el enlace.