¡Vamos a promediar bien!

En la universidad o la escuela, los profesores evalúan continuamente a sus alumnos durante ciertos períodos académicos; y tienen que “promediar” o calcular el “promedio” de las evaluaciones. Por otra parte, en ocasiones, también leemos: “El presidente regional se reunirá con la alcaldesa al “promediar” las 12 m.” o “En el accidente hubo un “promedio” de ocho heridos”. ¿Son correctos estos usos de “promediar” y “promedio”? Veamos.

El Diccionario Panhispánico de Dudas (2005) registra el verbo “promediar” con dos significados: ‘Calcular el promedio [de algo]’ (El profesor “promedia” las notas de los alumnos) y ‘mediar o actuar como mediador’ (Luis “promediará” en ese conflicto). El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE, 2001) señala, además, el de ‘repartir algo en dos partes iguales o casi iguales’ (Le fue difícil “promediar” el trozo de pan) y ‘llegar a su mitad un tiempo determinado’ (Antes de “promediar” el mes de marzo iremos a visitar a la abuela), pero no alude a las horas exactas ni a aproximaciones; por tanto, se deben evitar expresiones como “Se reunirán al promediar las 12 m.”. Lo correcto será: “Se reunirán a las 12 m.”.

Asimismo, en el DRAE (2001), la palabra “promedio” alude al ‘punto en que algo se divide por mitad o casi por la mitad’ (Este es el “promedio” de la hoja) y al ‘término medio o cantidad igual o más próxima a la media aritmética de un conjunto de varias cantidades’ (Deberás sacar el “promedio” de tus gastos mensuales). De ahí que en “Hubo un promedio de ocho heridos” es erróneo el uso de “promedio” con el sentido de ‘aproximación’ o de ‘media aritmética’. Debe decirse: “Hubo ocho heridos”.