“Desde el Instituto Confucio también apostaremos por la investigación”

Después de participar en el IX Congreso Internacional de los Institutos Confucio, el doctor Sergio Balarezo comenta los desafíos del Instituto Confucio de la UDEP.

rectorudep_china2

David Gamarra Silva, cónsul de Perú en la provincia de Cantón; Jesús Wu; Sergio Balarezo y Susana Vegas.

Acompañado de la doctora Susana Vegas, directora de Relaciones internacionales de la UDEP, y del señor Jesús Wu, exembajador del Perú en la República Popular China, el doctor Sergio Balarezo, rector de la Universidad de Piura, viajó a China para para participar del IX Congreso Internacional de los Institutos Confucio. Después del viaje, el doctor Balarezo analizó la situación y retos del Instituto Confucio de la UDEP.

¿Por qué aprender de China?

China, como el Perú, tiene una cultura milenaria. El país oriental ha atravesado muchos cambios y actualmente tiene una gran apertura al mundo. Ahora mismo se constituye como la mayor potencia mundial y es el mayor socio comercial del Perú.

Sin embargo, debe quedar claro que no solo aprendemos de ellos, ellos también aprenden de nosotros los peruanos.

¿Cuáles son los desafíos del Instituto Confucio de la UDEP?

Nos gustaría convertir nuestro Instituto en un centro académico, con el fin de que se involucre mucho más con la vida universitaria. Buscamos que sea un espacio donde se desarrolle la cultura y la enseñanza del idioma oriental, y además, donde podamos apostar por la investigación.

Por otro lado, buscamos formar profesores locales. En el Perú, es común que sea el inglés el que alcance esa importancia; sin embargo, debido al crecimiento del país oriental, creemos que en el futuro será necesario aprender el chino como segunda lengua.

¿Cuáles son las fortalezas y oportunidades del Instituto Confucio de la UDEP?

El director de un Instituto Confucio en Perú debe aprender a pensar como los peruanos para tener mayor repercusión en su forma de aprender. Nuestro Instituto Confucio tiene una directora que se ha adecuado bien al ambiente universitario y a la cultura peruana.

Con respecto a las oportunidades, creo que las tenemos todas. Definitivamente se ha abierto un mercado enorme para quienes aprendan chino. Ellos tienen la posibilidad de viajar a China y de hacer negocios.