“Emprender un negocio es una actividad de altísimo riesgo”

Carlos Ganoza Durant, Director de iLab, nos explica la propuesta de “profesionalización” de las iniciativas de emprendimiento con el objetivo de minimizar el riesgo de proyectos e ideas de negocio.

_MG_1269

El Reporte Global 2013 del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) señala que “Emprendimiento” se ha convertido en un término cada vez más generalizado en todo el mundo y que dichas iniciativas tienden a ser asociadas con el desarrollo económico y el bienestar de la sociedad. Sin embargo, el mismo informe revela que, en el caso de la región de Latinoamérica, más de un 30% de dichas iniciativas no continúan debido a que el negocio no es rentable.

El iLab Universidad de Piura es un laboratorio de incubación de nuevos negocios fundado para ayudar a los emprendedores a reducir ese riesgo y aumentar su probabilidad de éxito.

“iLab tiene como propósito identificar los emprendimientos de más alto potencial en todo el Perú, ayudarlos a convertir su idea o su proyecto en un modelo de negocio muy sólido y luego en un producto con crecimiento veloz, con perspectivas rentables y capacidad para atraer inversión para crecer a tasas muy altas. Trabajamos con los emprendedores para que su idea de negocio tenga un perfil de riesgo mucho menor y un potencial de éxito mucho mayor”, explica Carlos Ganoza.

El iLab se nutre del rigor analítico del Departamento de Economía de la Universidad de Piura y de la experiencia práctica de los instructores en el desarrollo y financiamiento de nuevos negocios, para ayudar a los emprendedores a crear empresas que transformen la economía de mañana.

Para lograr ese objetivo, iLab trabaja con dos metodologías: la de Diseño de productos de la Universidad de Standford, el Design Thinking, para ayudar al emprendedor a diseñar productos y soluciones para problemas muy concretos, necesidades de consumidores o de empresas así como la  de Gestión de Starups del Massachusetts Institute of Technology (MIT) para ayudar a los emprendedores a transitar, de manera ordenada y muy metódica, las distintas fases que se requieren para probar en cada punto la solidez del modelo de negocio del emprendedor.

Asimismo, según Ganoza, el valor diferenciado de la propuesta iLab es que “no es un programa puramente académico. Buscamos impartir conocimiento aplicado. El emprendedor no vendrá a copiar lo que alguien pone en una pizarra e irse. En el aula vamos a trabajar con él en sus ideas de negocio. Los emprendedores discutirán y aplicarán lo que aprenden en sus propias ideas de negocio”. Asimismo, iLab cuenta con una red de mentores con experiencia de trabajo en startups y capital además de reconocida trayectoria académica. Ello, unido a las metodologías aplicadas que no se usan en otras incubadoras del Perú.