RESPONSABILIDAD SOCIAL

En tiempos de desaceleración, la gestión de RSE es fuente de eco-eficiencias, reputación e innovación

Darío Díaz, director asociado de Sostenibilidad de APOYO Comunicación comenta sobre la Responsabilidad Social y su relevancia en las empresas.

Darío Díaz, director asociado de Sostenibilidad de APOYO Comunicación y profesor del Diplomado en Comunicación Corporativa y Desarrollo Sostenible, nos habla en esta entrevista acerca de la importancia que tiene hoy en día la gestión estratégica de la Responsabilidad Social Empresarial.

DARIO_WEB_Quote

¿Qué es la “gestión de sostenibilidad” y por qué hablamos de ella con mayor énfasis en los últimos años?

El mundo ha cambiado y nos enfrentamos a dilemas complejos: sobreexplotación de recursos naturales; obesidad creciente en algunos países versus crisis alimentarias en otros; crecimiento económico versus desigualdad de ingresos; educación accesible y de calidad como fuente de movilidad social; desafíos del cambio climático (para Perú: deforestación, stress hídrico, afectación de las cadenas productivas). Además, la sociedad se encuentra en permanente reclamo hacia los gobiernos y las empresas; con el surgimiento de las redes sociales todos somos reporteros y en tiempo real. En síntesis, un nuevo entorno se ha instalado en Perú, en América Latina y en el mundo.

A nivel de las empresas, entendemos “sostenibilidad” como una forma ética de gestión que implica tomar en consideración las expectativas de los grupos de interés o stakeholders, garantizando el equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado del ambiente y el bienestar de las sociedades en donde operan.

¿Cuándo decimos que las organizaciones ejercen una gestión de sostenibilidad de manera responsable?

Cabe destacar que existe una confusión y/o mal uso de términos relacionados: Responsabilidad Social Empresarial (RSE), Desarrollo Sostenible, Filantropía, Gobernanza, Ética.

Si bien durante el diplomado brindaremos definiciones y casos de estudio, a modo introductorio podemos decir que el concepto de RSE ha evolucionado; hoy lo debemos entender como la contribución voluntaria que las empresas deben asumir genuinamente para el desarrollo sostenible del Perú.

Hablar de RSE y desarrollo sostenible, con este enfoque basado en los lineamientos de ISO26000, significa asumir la gestión en varias dimensiones: Gobernanza y Ética; respeto a los Derechos Humanos; relaciones con clientes y consumidores; cadenas de aprovisionamiento responsable; prácticas laborales; cuidado del medio ambiente; relaciones con las comunidades.

¿Cuál es el impacto de estas acciones en los objetivos de la empresa? ¿Se puede medir?

La gestión estratégica de RSE y desarrollo sostenible es fuente de varios beneficios: gestión temprana y reducción de riesgos; ganar legitimidad y reputación ante los grupos de interés clave; alcanzar mayores eficiencias y productividades, por ejemplo, en el uso de materiales, el consumo de agua, de energía, en la generación de residuos. Además, es una plataforma de innovación y de crecimiento.

Las empresas que consideran a RSE y desarrollo sostenible como un mero ejercicio de marketing o de relaciones públicas, sin calce estratégico con el modelo de negocio, no dudarán en abandonarla en cuanto la coyuntura económica se torne difícil y complicada.

¿Cómo aporta la RSE a las empresas en tiempos de desaceleración?

La actual coyuntura representa una oportunidad para que las empresas sean más efectivas y eficientes en sus inversiones en materia de RSE y Sostenibilidad.

Pasar de los “enfoques anoréxicos”, que priorizan los recortes de gastos, a uno de “creación de valor” no solo es posible, sino que es absolutamente necesario para la sostenibilidad del negocio.

Estamos ante la oportunidad de formularnos las preguntas correctas. Y las respuestas serán parte de lo que trataremos en nuestro Diplomado.