Diana Aguirre

“Hay que fomentar la diversidad cultural y no pretender desaparecerla”

El 21 de mayo celebramos el Día mundial de la diversidad cultural para el diálogo y el desarrollo. Diana Aguirre explica cómo entender mejor el tema de la diversidad cultural.

Diana Aguirre, profesora de la Facultad de Humanidades especialista en gestión cultural y patrimonio inmaterial, nos aclara sobre los conceptos claves para entender mejor la importancia de conmemorar este día.

¿Qué engloba la diversidad cultural de un país?

La diversidad cultural de un país engloba las diferentes manifestaciones artísticas, tradiciones, conocimientos, costumbres, lenguas, etc. que poseen sus habitantes. Esta riqueza está relacionada con la diversidad geográfica y el  desarrollo histórico de un país. En este sentido, hay países en los que podemos apreciar una mayor diversidad cultural que en otros. Este es el caso del Perú, conocido como megadiverso, plurilingüe y multiétnico.

¿Por qué es importante reconocer y valorar la diversidad cultural?

Reconocer  la diversidad cultural de un país es importante para que se gobierne y conviva de manera inclusiva y respetuosa, porque así las políticas y programas que se fomenten atenderán a esta realidad y promoverán la valoración a las diferentes ‘identidades’ que conforman un país. Por ejemplo tenemos, que el Quechua en la actualidad está en peligro de desaparecer y esto se debe a que no se ha actuado a tiempo para establecer una política educativa y cultural que respete y valore este idioma y a las comunidades que aún lo hablan. Es decir, no se ha considerado este elemento distintivo de nuestra diversidad cultural. Si lo perdemos, perdemos parte de nosotros mismos, aunque no seamos quechua hablantes, porque es parte de la identidad peruana.

La valoración de la diversidad aporta al ciudadano valores como  la tolerancia, la cooperación y el aprecio sincero hacia los demás.

¿Cómo o por qué la diversidad cultural puede llevar al diálogo y al desarrollo?

Irina Bokova, Directora general de la Unesco, en su discurso que conmemora esta fecha, explica que “hay que lograr que esas diferencias nos enriquezcan y nos fortalezcan en vez de dividirnos”. Si no apreciamos el valor de la diversidad, perdemos una oportunidad de conocer todo el bagaje cultural que poseen los diversos grupos étnicos o minorías y por lo tanto desperdiciamos el potencial creativo que esa cultura posee. Por eso, el respeto a la diversidad nos predispone al diálogo, al aprecio y encuentro con aquellos  que consideramos diferentes.

Si el desarrollo consiste en el despliegue de capacidades y en el poner a las poblaciones en condiciones de construir su propio futuro, definitivamente debemos contar con el potencial creativo que da la diversidad cultural. La diversidad aporta una multiplicidad de miradas y soluciones  a los problemas y en este sentido también se constituye en una herramienta para el desarrollo. Por lo tanto hay que fomentarla y no pretender desaparecerla.

¿Cómo participa el Estado en la conservación de la diversidad cultural del Perú?

Cuando se creó el Ministerio de Cultura en el 2010, también se crea el Viceministerio de Interculturalidad, considero que es una de las muestras claras de que al Estado peruano le interesa incentivar la diversidad Cultural. Este Viceministerio, según dice en su página web, es el responsable de formular políticas, programas y proyectos que promuevan la interculturalidad, como principio rector, para fomentar y garantizar los derechos y el desarrollo integral de los grupos culturalmente diversos del país, y construir una ciudadanía que reconozca, respete y se enriquezca de la interacción con la diversidad cultural.

En estos cinco años se han impulsado programas de recuperación de lenguas nativas, identificación y promoción de pueblos indígenas y originarios, proyectos de investigación y educativos, publicaciones y diversos eventos para la promoción de la diversidad, así como para fortalecer la interculturalidad en el país.