Dr. Antonio Mabres

“Su felicidad no estará en la cantidad de dinero que ganen”

350 jóvenes del país, que han culminado con éxito sus estudios universitarios, recibieron las insignias que simbolizan el grado obtenido en la UDEP. La ceremonia tuvo lugar en el Proscenio.

Los graduandos pertenecen a los distintos programas académicos de la UDEP: Historia y Gestión cultural, Derecho, Comunicación, Ingeniería Civil, Ingeniería Industrial, Contabilidad, Educación, Administración de Empresas, Ingeniería Mecánico-eléctrica y Economía. Muchos de los nuevos profesionales ya se han insertado al mercado laboral de la región y del país.

Antonio Mabres, prorrector de la Universidad de Piura, animó a los estudiantes a trabajar, más que por el dinero, por construir una sociedad más justa y con más oportunidades de crecer.

Antonio Mabres, prorrector de la Universidad de Piura, animó a los estudiantes a trabajar, más que por el dinero, por construir una sociedad más justa y con más oportunidades de crecer.

Este Acto académico estuvo presidido por el prorrector de la UDEP, Dr. Antonio Mabres; las vicerrectoras, la Directora de estudios, el secretario general y los decanos de las distintas facultades. Durante la ceremonia, y representando a los graduandos, el bachiller de Ingeniería, Beto Wong Gálvez, dirigió el discurso de despedida.

Durante su participación, el doctor Antonio Mabres animó a los estudiantes a trabajar, más que por el dinero, por construir una sociedad más justa y con más oportunidades de crecer: “Trabajar para ganar mucho dinero es un anhelo válido y justo. Y si lo consiguen, será una prueba de que su trabajo vale. Sin embargo, no es el provecho económico el único ni el principal objetivo. Es importante lograr que haya más gente que gane lo necesario para vivir en condiciones más dignas”.

En ese mismo sentido, el prorrector añadió que “la felicidad –la de ustedes y de los demás– no estará en la cantidad de dinero que ganen. La encontrarán en la medida en que hayan sabido hallar el sentido de su vida. El reto es definir bien sus anhelos, que son parte de la aspiración a la felicidad, impresa en nuestra naturaleza”.

350 jóvenes recibieron las insignias que simbolizan el grado obtenido en la UDEP.

350 jóvenes recibieron las insignias que simbolizan el grado obtenido en la UDEP.

Por su parte, la directora de estudios, Ing. Irene Alvarado, pidió a los nuevos profesionales a trabajar por motivos trascendentes que ayudarán a crear una mejor sociedad: “Les animo a no dejarse ganar por la ‘profesionalitis’, esto es, trabajar sin descanso, el mal de los últimos tiempos. Hoy en día el trabajo es cada vez más rígido, más estructurado, siempre tiene objetivos a corto plazo, por tanto es más demandante. Los animo a trabajar bien por la construcción de una sociedad mejor, dando buen ejemplo, en su hogar, en el trabajo, en donde estén. Y con un trabajo bien hecho que evidencie la formación recibida.

Finalmente, el graduado Alberto Wong resaltó la formación recibida en la UDEP considerando que “tiene un alto sentido humanista”. En ese sentido, señaló, que en las aulas se les ha preparado “para responder positivamente al medio social en el cual nos tocará desempeñarnos profesionalmente y esto está estrechamente relacionado con los valores humanos que en esta alma mater hemos vivido, ya que es muy cierto que la práctica del valor desarrolla la humanidad de la persona”.

En Lima

La ceremonia de graduación de bachilleres en el campus de Lima se realizará el próximo viernes 29 de mayo. Ese día recibirán su insignia un promedio de 300 graduandos.