Visitas presidenciales

La Universidad es el lugar del saber y la investigación; donde muchas figuras de la sociedad se encuentran. Aquí un recuento de la visita de cinco presidentes a la UDEP.

José Luis Bustamante y Rivero visitó el campus para dictar la Lección Inaugural del Año Académico 1971.

José Luis Bustamante y Rivero visitó el campus para dictar la Lección Inaugural del Año Académico 1971.

La Universidad es el lugar del saber y de la investigación; el espacio donde muchas figuras de la sociedad se encuentran. Aquí un recuento de la visita de cinco presidentes a la Universidad de Piura, en sus sedes de Piura y Lima.

En el Perú, el nombre de José Luis Bustamante y Rivero es sinónimo de ‘soberanía’. Los libros registran el 1 de agosto de 1947 como fecha imborrable, pues fue cuando, con el Decreto Supremo 781, el entonces presidente proclamó el dominio y jurisdicción sobre las 200 millas del mar adyacente al territorio del Perú.

Bustamante y Rivero gobernó el Perú entre 1945 y 1948; y presidió la Corte Internacional de Justicia, entre 1967 y 1969. Hombre de formación jurídica y de reconocida probidad, visitó el campus para dictar la Lección Inaugural del Año Académico 1971, a propuesta del doctor César Pacheco Vélez, entonces director del Programa Académico de Artes Liberales.

“Para la Lección Inaugural se invitaba a la gente más selecta y representativa de la cultura peruana. Eran universitarios de cabeza y de corazón. Por ello, surgió el nombre de José Luis Bustamante y Rivero. Conocerlo y tener el privilegio de escucharlo en esa célebre Lección Inaugural, fue recordar lo que había oído de pequeña en mi familia: era un presidente ‘de lujo’ para el Perú. Tenía un nivel intelectual y moral muy alto. Eso no se correspondía con las circunstancias políticas del momento y las ideologías que apetecían llegar al poder”, dice la doctora Luz González, docente de la Universidad de Piura (UDEP). Añade que el exmandatario tenía referencias de la UDEP cuando lo invitaron, pues conocía al humanista Víctor Andrés Belaúnde, quien era el presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Enseñanza Universitaria (ADEU), promotora de la Universidad.

En esos primeros años, la ceremonia de Apertura del Año Académico se realizaba frente al edificio principal, que estaba a medio construir. La doctora González destaca del discurso del doctor Bustamante: su cátedra de 45 minutos exactos; su castellano pulcro, elegante y profundamente académico; y no tuvo ningún escrito para esa intervención. Habló de la finalidad formativa de la Universidad y su función social para una nación. Comenta que el invitado concluyó su discurso con una referencia a las universidades más antiguas y representativas de la calidad académica mundial.

“En ese tiempo… la situación de las universidades del Perú ya era peligrosa pues se iba llenando de ideologías radicales y violentas. Pienso que su visita era una forma de reafirmar el proyecto de la Universidad de Piura, de solidarizarse con esta gran iniciativa. El expresidente tuvo un acto de simpatía y respeto al Ideario de la UDEP, el cual no existía físicamente, pero ya se sentía en el trabajo diario”, dice la docente.

Y así lo confirma lo escrito por el expresidente en el Libro de visitantes ilustres, el 2 de abril de 1971. “Dejo mi saludo de maestro i de amigo a la Universidad de Piura, i formulo los votos más sinceros porque muy pronto haga realidad el nobilísimo propósito de promoción intelectual i moral que alientan a sus fundadores”, es el mensaje que se lee.

La visita del correligionario

El presidente Fernando Belaúnde Terry destacó la importancia de la investigación académica y la urgente construcción de infraestructuras hidráulicas.

El presidente Fernando Belaúnde Terry destacó la importancia de la investigación académica y la urgente construcción de infraestructuras hidráulicas.

El arquitecto Fernando Belaúnde Terry inició su carrera política en 1944. Fue elegido diputado por Lima al ser candidato del Frente Democrático Nacional (FDN), grupo que propició la candidatura y posterior elección presidencial de José Luis Bustamante y Rivero. Fue presidente en dos periodos (1963 – 1968 y 1980 – 1985). En 1991 visita la Universidad y se interesa, especialmente, por el Instituto de Hidráulica.

La revista Amigos (N° 28) recoge estas palabras: “He querido conocer los trabajos hidráulicos que realiza la Universidad de Piura pues, en estos momentos, la prioridad del país es desarrollar las obras de irrigación del Chira y los modelos que se hacen en este laboratorio son muy importantes para ello”. Belaúnde expresa su posición favorable a la urgente construcción de infraestructuras hidráulicas y resalta la importancia de la investigación académica. “Para el desarrollo económico del país hacen falta obras de este tipo pero, sobre todo, de riego que se nutran de la vertiente del Pacífico, como es el represamiento de Poechos”, afirma.

Durante sus gobiernos se inició la construcción de las centrales hidroeléctricas de Carhuaquero (Lambayeque) y del Mantaro (Huancavelica); la primera etapa del reservorio de Tinajones (Lambayeque) y las represas de Pañe y Aguada Blanca (Arequipa). Asimismo, se creó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Concytec) para fomentar la investigación.

Ignacio Benavent, director del Instituto de Hidráulica en el año de la visita, recuerda que acompañaron a Belaúnde el Obispo de Chiclayo, monseñor Ignacio María de Orbegozo; y Zivko Genzel, ingeniero serbio que dirigía las investigaciones –en modelo físico– de las obras hidráulicas, entre otras personas. Además, dice, hubo una visita anterior, en 1987, “antes de que me incorporara a la UDEP”.

Las tres visitas de Fujimori

El ingeniero Alberto Fujimori Fujimori se sorprendió por el trabajo de reforestación que la Universidad realizaba desde los 80. Estuvo 3 veces en el campus de Piura.

El ingeniero Alberto Fujimori Fujimori se sorprendió por el trabajo de reforestación que la Universidad realizaba desde los 80. Estuvo 3 veces en el campus de Piura.

Alberto Fujimori Fujimori visitó la UDEP en tres ocasiones: a finales de 1989; a inicios de 1994, justamente para las Bodas de Plata de la Universidad; y, en 1998, durante la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) de Empresarios realizado en este campus.

El doctor Antonio Mabres, prorrector, recuerda que durante la primera visita, Fujimori era candidato a la presidencia; sin embargo, llegó al campus en calidad de presidente de la Asamblea Nacional de Rectores.

En 1994, arribó acompañado de los ministros de Justicia, Fernando Vega; de Pesquería, Jaime Sobero; y los congresistas Rafael Rey y Carlos León.

En esa ocasión, Fujimori conoció las investigaciones del Instituto de Hidráulica. Luego, visitó el Radar y observó los estudios de la medición de la velocidad de los vientos de altura y su incidencia en la aparición del fenómeno El Niño. También estuvo en las lagunas de oxidación. Se sorprendió por el trabajo de reforestación que la Universidad realizaba desde los 80.

Según Benavent, Fujimori no tenía esta visita en su agenda; el congresista Rafael Rey lo animó a realizarla. “Habíamos viajado, desde Lima, en el avión presidencial junto al presidente y varios ministros para visitar diversos proyectos de la región. Yo iba porque el Instituto de Hidráulica estaba comprometido con las obras de saneamiento de Máncora, entre ellas, la red de desagüe y el sistema de tratamiento de las aguas residuales”, recuerda.

Poco antes de aterrizar, Rafael Rey lo “había convencido” de visitar la UDEP. “Aceptó sin dilación, pues le interesaba mucho el mundo universitario, al que había estado ligado durante años”, dice Benavent.

Un suceso especial fue cuando el Presidente se cruzó con un grupo de señoras del servicio de limpieza. Lo saludaron y una de ellas, María Oliva, pidió un bus para el traslado del personal de su área. Fujimori puso especial atención a esta solicitud y, luego de unas semanas, el bus llegó al campus.

La visita culminó con una breve reunión en la que participaron el rector, doctor Antonio Mabres; el doctor Ignacio Benavent y la doctora Carmela Aspíllaga, quien le habló de la formación de educadores como prioridad de la UDEP; y el número de becas que concede a estudiantes de Educación. “A la Universidad de Piura mis felicitaciones y reconocimiento por la labor extraordinaria que hace a nivel de la educación superior. Me han impresionado, en especial, los laboratorios de Hidráulica, los trabajos de forestación y el programa de Educación. Lo afirma alguien que conoce esta Universidad desde hace algunos años”, dejó escrito el mandatario en el Libro de Visitantes.

La tercera visita fue en 1998, durante el CADE de empresarios realizado en la UDEP. El tema abordado fue “Retos del Presente y Estrategias del Futuro”. El Presidente clausuró el foro y presidió el almuerzo final.

Luego de la transición democrática

El expresidente Valentín Paniagua fue distinguido por la UDEP, con una medalla conmemorativa.

El expresidente Valentín Paniagua fue distinguido por la UDEP, con una medalla conmemorativa.

En agosto del 2002, luego de un periodo muy difícil para el país, llega a Campus Piura de la UDEP, Valentín Paniagua Corazao, un político, maestro y abogado (como él se definía). Gobernó el país de modo transitorio, del 22 de noviembre del 2000 al 28 de julio del 2001. “Declaro haber cumplido y hecho cumplir la Constitución y la ley y que me he esforzado en todos los instantes de mi gestión por ser digno del encargo de Presidente del Congreso, primero; y de Presidente de la República, después”, dijo al terminar su mandato.

Durante la clausura del VII Congreso Nacional de Derecho Constitucional “Reforma Constitucional”, realizado por la Facultad de Derecho, el exmandatario fue distinguido por la UDEP, que le otorgó una Medalla conmemorativa. En su discurso, el doctor Paniagua dijo: “Necesitamos un cambio de mentalidad. Los peruanos debemos cambiar nuestra concepción respecto de la democracia a la que siempre hemos concebido identificada con la política, sin distinguir una de otra… Cuando fracasa una política o el gobernante hay que cambiarlos”. Luego señaló: “La política o los políticos no pueden arrastrar con su desprestigio a la democracia como instrumento de vida y de ordenación social. Este es un cambio importante que tenemos que hacer en el Perú”.

El invitado fue presentado por Domingo García Belaunde, presidente de la Asociación Peruana de Derecho Constitucional, quien destacó sus cualidades de maestro, político y abogado. “Paniagua era el hombre correcto en el sitio exacto y en la hora convenida. Era un congresista minoritario, tremendamente, que por su carácter tolerante, respetuoso de los demás y brillante en los análisis y, por mandato constitucional, pasa de Presidente del Congreso a Presidente de la República… Llega y ordena la casa; después de diez años llega la honradez y la transparencia”, expresó.

Antonio Abruña, exrector de la UDEP y exdecano de la Facultad de Derecho, recuerda que recorrió los pasillos junto con el expresidente y este le expresó lo acogedor que le parecía el campus. “Era una persona muy agradable y con gran experiencia política, manejaba los auditorios con mucha facilidad”, señala. El doctor Carlos Hakansson, profesor de Derecho Constitucional de la UDEP y exalumno del doctor Paniagua en la Universidad de Lima, recuerda que bromeó con él, al recordar el extenso manual de Derecho Constitucional de Paolo Biscaretti de Ruffia, que le hizo leer cuando era estudiante.

Alan García Pérez en el PAD

En su visita al PAD, el presidente Alan García Pérez dijo que el crecimiento de la economía dependía de los peruanos.

En su visita al PAD, el presidente Alan García Pérez dijo que el crecimiento de la economía dependía de los peruanos.

Hace poco más de tres años, el entonces presidente Alan García Pérez, quien gobernó dos periodos (1985-1990 y 2006-2011) fue invitado a la inauguración de la nueva sede del Programa de Alta Dirección PAD–Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, en Santiago de Surco (Lima). García Pérez presidió el acto acompañado del rector, Dr. Antonio Abruña; el vice Gran Canciller, P. Emilio Arizmendi; y el director general del PAD, José Garrido Lecca. Los nuevos ambientes fueron bendecidos por el cardenal Juan Luis Cipriani.

De esta visita presidencial, se destaca el mensaje del mandatario. Era el 2011 y la economía crecía. “Depende de los peruanos que el país se mantenga y continúe el camino iniciado, lo que no significa tomar partido por ningún apellido, pero sí por los propósitos que dan resultado… Cuando hay estabilidad de reglas, seguridad jurídica y crecimiento, la empresa prospera en número y sus problemas internos tienden a disminuir”, expresó.

Las historias, los recuerdos y los detalles de estas visitas son innumerables. El paso de estos personajes, que han forjado la historia del Perú con sus decisiones, refleja que la Universidad siempre será un buen lugar para el debate de las ideas que contribuyan a enriquecer el quehacer universitario.