Asignatura de Filosofía promueve el compromiso social universitario

Alumnos de Comunicación y de Ciencias Económicas y Empresariales (Campus Piura) describieron las iniciativas sociales emprendidas durante el último periodo académico, como parte del curso Persona y Sociedad, una introducción a la Antropología Filosófica.

iniciativas-sociales-filosofia-1
Proyectos como ‘El señor Martín’, ‘Karen y María’, ‘Todos por Pedro Ángel’, ‘Un asilo, muchas historias’, ‘Nuestros niños de Paredones’ y ‘Comedor Popular Divino Niño Jesús y Casa Nazaret’ sirvieron para detectar un problema, una persona o una comunidad con necesidades. Los universitarios desarrollaron iniciativas para procurar solucionar esta situación, al menos, a medio corto plazo.

Priscila Guerra y Soledad Maldonado, profesoras que impulsaron esta propuesta, pusieron  como objetivo que los alumnos vieran de primera mano cuestiones como la dignidad humana, la libertad o el desarrollo de la persona, que son algunos de los temas que aborda el programa del curso ‘Persona y Sociedad, una introducción a la Antropología Filosófica’.

“Quisimos, que esas palabras que escritas con tiza en una pizarra, que suenan tan arcaicas y alejadas del mundo, tuvieran nombre y apellidos, y se convirtieran en una experiencia vital para los alumnos. Al fin y al cabo, no hay mejor manera de comprender lo que significa ser persona que estando entre seres humanos, aprendiendo a mirarnos sin prejuicios, y comprendiendo los elementos comunes de nuestra naturaleza, independientemente de la situación vital de cada quien”, señala la profesora Maldonado.

Ella también destacó la planificación de las iniciativas, la ejecución de los proyectos y cómo los alumnos se enfrentaron y trataron de solucionar situaciones relacionadas con la pobreza infantil, la discapacidad y la falta de recursos de centros de atención, como comedores sociales, asilos y colegios.

La profesora Guerra dijo, a su vez, que a través de estas experiencias: “reflexionamos sobre el significado del nombre del curso, Persona y Sociedad, en la realidad piurana. Consideramos valioso que los universitarios entiendan, como dijo el filósofo Leonardo Polo, que la persona no existe, sino que co-existe. De ese modo, evitamos caer en el egocentrismo, nos damos cuenta de que no vivimos solos y, sobre todo, nos reconocemos como seres donantes; es decir, como seres capaces compartir nuestra riqueza personal con los otros, en un ambiente en el que ganan todos”.

Ambas profesoras coinciden en que la idea de convertir una asignatura de Filosofía en un trampolín para el compromiso social de los alumnos con la comunidad muestra que las Humanidades, en tanto que disciplinas humanas, son muy necesarias para afrontar con conciencia y responsabilidad los problemas sociales de hoy en día.
iniciativas-sociales-filosofia-15