JORGE RINCÓN

“De nada sirve un sistema meritocrático si la administración no diseña correctamente los perfiles profesionales”

El docente e investigador de la Universidad Externado de Colombia visitó la Universidad de Piura para dictar clases en el III Diplomado en Derecho de Empleo Público y Regímenes Disciplinarios.

jorge-rincon

Jorge Rincón, profesor del III Diplomado en Derecho de Empleo Público y Regímenes Disciplinarios.

La Facultad de Derecho inició el III Diplomado en Derecho de Empleo Público y Regímenes Disciplinarios en Campus Lima.  Jorge  Rincón Córdoba, doctor en Derecho y exmagistrado auxiliar del Consejo de Estado de Colombia, opinó sobre la modalidad de contratación estatal de los concursos de méritos.

¿En qué contexto es ideal usar la modalidad de concurso de méritos en la vinculación de nuevos empleados públicos?

Para responder este interrogante se debe recordar una premisa de ciencia de la administración que ha sobrevivido desde la época de las monarquías absolutas europeas: “Los gobiernos pasan, pero las administraciones permanecen”; lo que significa que el grueso de los empleados públicos que conforman los diferentes aparatos administrativos deben ser garantía de buen funcionamiento del Estado, pues además de conocer correctamente las funciones de los diferentes puestos de trabajo deben aportar profesionalidad, continuidad en el obrar administrativo y servir de memoria institucional.

Por ende, la mayor parte de estos dependientes laborales deben ser seleccionados a través de cauces o procedimientos objetivos en los que no solo se asegure la igualdad, sino que reflejen el ejercicio de una competencia reglada en la que solo los mejores son admitidos. Estoy hablando del grueso de los empleados, de forma tal que de mi respuesta estarían excluidos aquellas personas que forman parte de niveles directivos y que su vinculación depende de un criterio de confianza política y aquellos que justifican su vinculación no en una relación subordinada, sino en el principio de representación democrática.

 

¿Que riesgos genera esta modalidad? 

Yo no veo riesgos sino ventajas de tener personal imparcial, y esto se logra a través de dos supuestos: selección objetiva desprovista de influencia política y reconocimiento del derecho  a la estabilidad o inamovilidad.

En definitiva el riesgo no es realizar los concursos, sino el no planificarlos correctamente. De nada sirve un sistema meritocrático si la administración no tiene la capacidad de diseñar correctamente los perfiles profesionales que requiere, de identificar las competencias laborales, de realizar convocatorias ajustadas a la realidad del organismo público; en definitiva, de prever correctamente las necesidades de personal.

¿Cuál es el enfoque sobre el tema tendrá su curso en el marco del diplomado?

Se abordará desde las siguientes tres perspectivas: Primero, se enmarcará el tema del ingreso desde la explicación tanto histórica como teórica de los dos grandes modelos de función pública de los que hemos vivido los países de corte occidental (modelo francés llamado cerrado o de carrera y modelo norteamericano llamado abierto o de empleo). Luego, se explicarán cada una de las etapas del proceso de concurso explicando la relación de cada una de ellas con algunos de los principios que debe regir el obrar administrativo. Finalmente, se abordará la pertinencia del modelo selectivo y el cómo los principios aplicables (capacidad y mérito) van más allá del ingreso extendiéndose a la permanencia y retiro del servicio.