Hábitat III: La ciudad como vector de desarrollo social y económico

Políticos, urbanistas, arquitectos, inversores y agentes sociales del mundo se reunieron en Quito, del 17 al 20 de octubre, en el congreso Hábitat III, sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible, convocado por las Naciones Unidas.

habitat-iii

Foto de Habitat International Colalition: http://hic-al.org/

Esta tercera edición de Hábitat sigue a las dos anteriores, Estambul 1996 y Vancouver 1976, abordando la ciudad como un vector clave para el desarrollo de la sociedad contemporánea. No en vano, se estima que en 2050 la población urbana actual se habrá duplicado, por lo que la urbanización será una de las fuerzas más transformadoras del siglo XXI a escala mundial.

La manera en que se planea, diseña, financia, desarrolla, gobierna y gestiona la ciudad puede ayudar a reducir la pobreza, evitar desigualdades, promover un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, mejorar el bienestar, implementar modelos de resiliencia frente a catástrofes sísmicas o climáticas y promover la seguridad. La Nueva Agenda Urbana, acordada por la ONU en Quito en octubre, comparte esta visión y apuesta por una serie de principios y acuerdos en esta línea.

La ciudad es una potente herramienta para generar desarrollo social y riqueza económica. Para ello, es necesario un buen planeamiento urbano que vaya más allá de la simple lotización del terreno y la distribución de las calles y servicios. Es necesario pensar la forma de la ciudad, su densidad, su orientación, su respuesta al clima, conectarla con el entorno natural y las  infraestructuras a escala regional, fomentar la interacción social, la mezcla de usos y favorecer sistemas inclusivos que permitan el acceso a los servicios públicos de todos los ciudadanos.

No es una cuestión de recursos, sino de voluntad política y capacidad de gestión. Hay casos de éxito que así lo atestiguan y que son referentes mundiales: como Medellín en Colombia, Ambato en Ecuador, Ouagandougou en Burkina Faso o Aranya en India. También en Perú hay desarrollos urbanos exitosos con escasos recursos, como Villa el Salvador en Lima; y el asentamiento Mariano Melgar, en Arequipa.

Cada día que pasa más personas viven en ciudades; en este siglo, más que nunca, el bienestar social depende de cómo se gestione el crecimiento de la ciudad.