Investigadores UDEP culminan proyecto de purificación de agua en Sechura

El proyecto consistió en la fabricación de una planta piloto que potabilice el agua de un manantial empleando energía solar. Su principal objetivo es ampliar la cobertura de agua potable en la provincia de Sechura.

Sechura-Ingenieria

Los ingenieros Eduardo Sánchez y Hugo Fiestas, junto a Rafael y Rolando Periche.

Con el financiamiento del Fondo de Investigación y Desarrollo para la Competitividad (Fidecom), la empresa Transportes, Distribuciones y Servicios Periche S.R.L. junto con la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Piura, pusieron en marcha un proyecto para fabricar un prototipo que potabilizará el agua de un manantial con ayuda de la energía solar. Este diseño es el inicio de un proyecto que permitirá una mayor cobertura de agua potable, tanto para consumo humano como para uso industrial, en la provincia de Sechura, Piura.

“El proyecto nace de la escasez de agua en Sechura. Además del transporte de carga, nos dedicamos a la venta de agua para los diferentes tipos de fábricas que existen en la provincia. Con esta investigación se dará un valor agregado al manantial que vamos a potabilizar y mejoraremos nuestra actividad empresarial”, asegura Rolando Periche, coordinador general del proyecto y representante de la empresa Transportes, Distribuciones y Servicios Periche S.R.L.

Se estableció un sistema amigable con el medio ambiente, sostenible en el tiempo y que haga uso de los recursos de la zona. El prototipo está implementado con un sistema de purificación solar, no emite gases de efecto invernadero y no usa químicos. Este sistema aprovecha la constante radiación solar para purificar el agua, combinando el efecto térmico con la radiación UV. Adicionalmente, se instaló un sistema de bombeo fotovoltaico y el sistema de tratamiento de agua basado en filtros de arena.

Sechura-Ingenieria-2

Proyecto “Fabricación de una planta piloto que potabilice el agua de un manantial empleando energía solar para ampliar la cobertura de agua potable en la provincia de Sechura (Piura)”.

Los ingenieros evaluaron las tecnologías disponibles y acordaron utilizar dos. El primer proceso consiste en una planta de tratamiento con filtros de arena donde el agua es captada y pasada a través de un sedimentador para quitarle parte de los residuos sólidos, luego un prefiltro y un filtro lento de arena se encargan de potabilizarla. El segundo, consta en un sistema de esterilización del agua que utiliza la energía solar para su destilación.

“Aprovechamos la energía solar para generar fotosíntesis en los filtros de arena y eliminar la materia orgánica. En el sistema de esterilización utilizamos la energía solar para evaporar el agua que, posteriormente, se condensa debido al choque térmico del vapor de agua en una lámina de plástico que, a su vez, sirve para recolectar el agua destilada. Con estos procedimiento se obtienen 10 metros cúbicos de agua potable y 300 litros de agua destilada para uso industrial”, señala el Ing. Hugo Fiestas, investigador principal del equipo técnico del proyecto.

La investigación desarrollada entre la Universidad y la empresa se presentó al concurso de Proyectos de innovación productiva para empresas individuales (Pipei) del Fidecom. Asimismo, se recalca la multidisciplinareidad del proyecto porque participan los departamentos de ciencias de la ingeniería, de ingeniería industrial y el Instituto de hidráulica de la UDEP.

Sechura-Ingenieria-3

Se formó una alianza entre la empresa Transportes, Distribuciones y Servicios Periche S.R.L. y la Facultad de Ingeniería de la UDEP, para poner en marcha el proyecto.

“La alianza Universidad – Empresa es enriquecedora porque fomenta el beneficio de los empresarios en la región Piura. Además, con este proyecto se beneficia directamente a la provincia de Sechura que actualmente cuenta con solo dos horas de agua al día. Habrá una nueva fuente de este recurso para que la comunidad pueda utilizar”, comenta el Ing. Eduardo Sánchez, investigador que forma parte del equipo técnico.

Impactos potenciales

Con el proyecto de potabilización del agua, Sechura tendrá impactos positivos en el sector económico, social y ambiental. Aumentará la oferta de agua potable a un precio menor que el actual, habrá más puesto de trabajo, incrementarán los ingresos para las empresas y se desarrollarán más negocios.

Por otro lado, disminuirán las enfermedades y epidemias, aumentará el índice de desarrollo humano, más familias tendrán acceso al agua potable; los beneficios sociales serán mayores. Además, el sistema de tratamiento de agua del manantial no atenta contra la flora y fauna de la zona. No se utilizan componentes contaminantes durante la extracción del agua, no hay efectos negativos ni en el aire ni en el suelo.