MBA Jorge Gallo Costa

“Las tarjetas de crédito no son un complemento del sueldo”

Asbanc informó que los créditos bancarios han crecido en un 9% en el 2015; además, según Experian Perú, hay nueve millones de tarjetas de crédito en el país. El profesor Gallo comenta estos temas.

El MBA Jorge Gallo Costa, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UDEP y especialista en operaciones financieras y bancarias, señaló que lo informado por la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc) indica solo el crecimiento porcentual sin dar mayores detalles. Comentó por qué, pese a que cada día las ofertas de dinero, de las entidades financieras son mayores, los intereses en el Perú siguen siendo bastante elevados respecto a los de otros países.

jorge-gallo

Explicó que estas tasas no bajan porque se fijan de acuerdo a diversos parámetros como: el costo del fondeo; es decir, cuánto cuesta obtener ese dinero que prestan los bancos, ya sea mediante ahorros o incluso préstamos de otras instituciones.

Otro parámetro que encarece los préstamos es el costo operativo: “Por ejemplo, los bancos y cajas que usan una considerable cantidad de personal para poder colocar y cobrar sus créditos, trasladan este alto costo de planillas a los créditos”.

También está el factor riesgo, el docente de la UDEP señaló que un importante porcentaje de préstamos “está destinado a atender necesidades de las MYPE que, en su mayoría o son informales o no llevan contabilidad. Por tanto, es imposible conocer su real situación financiera, eso se traduce en riesgo; y, a mayor riesgo mayor tasa de interés. También está el tiempo y los problemas que se presentan en los procesos de ejecución de garantías, entre otros parámetros que influyen en las tasas de interés”.

tarjeta de credito

Respecto a las ventajas de las tarjetas de crédito, de las cuales la gerente de Experian Perú, Viviana Rivas, declaró a Correo,  que en el sistema financiero nacional se estima que se han emitido unos nueve millones, Gallo Costa refiere que son un medio de pago seguro. Sin embargo, tiene desventajas en el uso inadecuado que le dan los usuarios. “Las personas creen que la tarjeta de crédito es un complemento de su sueldo y no es así. El uso de disposiciones de efectivo es muy caro, al igual que tener un número muy alto de tarjetas de crédito”, anota el especialista financiero.

El docente recomendó acudir a las entidades que ofrezcan mejores condiciones no solo en cuanto a tasas sino también en plazos, para un préstamo o en tarjetas de crédito. “Además, hay que ver que los montos se adecuen a las necesidades. Muchas veces se aprueba un monto menor al solicitado; o los plazos de pago y las cuotas no se ajustan a la real generación de efectivo de cada cliente. Hacen falta cronogramas de pago flexibles”.

Asimismo, señaló que los créditos que ofrecen menores tasas de interés “son aquellos que se otorgan con el respaldo de una garantía real: ya sea líquida (un depósito a plazo, por ejemplo), hipotecaria o prendaria (maquinaria y/o equipo)”.