Por Diana Aguirre Manrique

Líderes culturales y la dinamización cultural

El Museo de Antioquia en Medellín se ha propuesto, desde hace más de una década, hacer del arte y la cultura un eje principal para la transformación social de su municipio.

A inicios del 2015, el Museo de Antioquia (Medellín) desarrolló el VII Simposio sobre arte y cultura que contó con la presencia de 200 asistentes de 13 nacionalidades y representantes de diversos municipios del país.

Esta experiencia evidencia el potencial que tiene el museo para generar ciudadanía, cohesión social, identidad cultural y fomentar la participación creativa de la población. Muchas veces sin contar con recursos económicos pero sí con estrategias para buscarlos y hacer aliados. 

En Piura, gozamos de una situación económica en auge y poseemos un gran potencial artístico, cultural y patrimonial. Entonces ¿qué esperamos para impulsar la gestión cultural en la ciudad? Definitivamente, no es problema de escasez de recursos sino de un cambio de mentalidad en relación a la noción de cultura y una voluntad por trabajar la formulación de una política cultural que esté inserta en los planes de desarrollo local.

Cuando volví de Medellín, apreciando atenta desde el aire el tremendo contraste de ambos paisajes –el de Medellín, siempre verde y florido; el nuestro, semidesértico con sus enormes algarrobos– lejos de desanimarme he soñado con ese renacer cultural de nuestra ciudad, la misma que ha sido siempre fuente inspiradora de artistas e intelectuales. Pensé en Vargas Llosa, Víctor Delfín y Elvira Castro; en Caramanduca, Cuarta Pared y Zelmy Rey; en nuestros artesanos y comparsas; en nuestros monumentos y su historia.

Tenemos el compromiso de hacerlos visibles y forjar un futuro en el que el arte y la cultura sean la fuerza transformadora de una sociedad con ciudadanos creativos, optimistas, con sentido de pertenencia y comprometidos con su comunidad.