Fito Espinosa

“Los niños tienen una capacidad increíble de aprender el mundo simbólico”

Para el artista plástico, el arte es un método de conocimiento válido a aplicarlo en niños como adultos. Así lo explicó en el conversatorio organizado por el Centro Cultural de la UDEP

Foto declaración

“Los niños tienen una capacidad increíble de aprender el mundo simbólico” indica Fito Espinosa cuando le preguntan cómo impacta el arte en los niños. Y cuando dice el mundo simbólico se refiere a entender las cosas con mayor complejidad.

El artista explica también que los niños tienden a crear símbolos. “. Cuando un niño dibuja un perro no solo dibuja un pero sino que dibuja el perro con todo lo que puede simbolizar o representar para él. El niño se imagina cosas pero necesita las herramientas para manifestarlas y de este modo conectarse con sus emociones”.

El arte, camino de conocimiento

Fito señala que el arte es un medio impresionante que todos los niños realizan para poder entenderse y volcar sus emociones e instinto. “Es un método de conocimiento. El arte sirve para darles un camino en el que pongan sus emociones, darlas y entenderlas. Hacer conexiones que complementen la razón. Y creo que eso es más evidente para los niños que para los adultos”.

 ¿Qué ideas hay detrás de la obra de Fito?

Fito narra que cuando era niño veía el mundo completo y se sentía uno con el universo. Luego, cuando pasó la etapa infantil, todo cambió para él. Ésa es la razón por la cual, a través de su obra, decide volver a ese momento de máxima libertad. “Por eso hago estos dibujos infantiles y eso se representa en cabezas y ojos más grandes, por ejemplo”.

Para el artista plástico, en una obra, la forma y el fondo están totalmente interconectados. La superficie es lo que se ve y suele preguntarse hasta qué punto la razón, por ciertos intereses, está separando más las cosas.

Crecer con el público

“Vivimos en un país donde en el colegio no te enseñan nada de arte, la gente no sabe nada de arte. El mundo del arte en el Perú siempre ha sido pequeño: de públicos que saben de arte, eruditos, los que tenían dinero y podían viajar. Con internet, las cosas empezaron a cambiar, felizmente”. Fito considera además que, aunque siempre existe la hiper especialización, nuestra sociedad necesita a gritos democratizar la información y la cultura. “Nuestra sociedad está padeciendo de eso. Si a un niño no le das las herramientas, sino ha visto nada, no puedes pedirle que aprecie el arte. Este debería ser un tema de Estado”.

La vocación de Fito es hacer algo que llegue a la gente y, según sus palabras, eso no quiere decir que todos los artistas deban tener esta visión. “A mi alrededor pasaba que nadie tenía tiempo para llegar al arte, estaban metidos en sus trabajos. Si no los motivaba no aprendían. Para mí, si el arte no llega al público creo que mi obra no cumple su función”.

Finalmente, Fito reflexiona sobre su propia propuesta artística para contarnos que ha elaborado un estilo en el que el público puede entrar fácil porque es figurativo y simbólico, donde desde los niños hasta los adultos pueden reconocer el lenguaje simbólico. “No tengo que empezar a explicarles qué es lo que ven sino qué conexiones más ven. Son símbolos que pueden contener las emociones de las personas. Cuando logras eso, ya hiciste clic con el público”.


Más información: