Mototaxis… podría ser diferente

¿Por qué no imaginar mototaxis bien puestos y limpios. Conductores con todo ‘en regla’, educados, bien vestidos, respetuosos de las normas de tránsito, con paraderos e incluso, pequeñas rutas turísticas dentro de la ciudad?

A muchas personas que llegan de fuera les llama la atención esos vehículos tan pintorescos a los que aquí llamamos mototaxis. Casi de inmediato, sienten la necesidad de subirse a uno y experimentar la sensación que produce desplazarse en ellos.

Mototaxis4

La primera impresión puede ser buena. Es un vehículo cómodo, pues está muy bien ventilado –cosa que se agradece mucho en Piura- y permite tener muy buenas visuales hacia el entorno; además, sus costos suelen ser bastante más económicos que los de cualquier taxi.

Con suerte, esta primera experiencia puede ser positiva, pero, en la mayoría de los casos encontraremos un mototaxi medio destartalado, con un estridente equipo de sonido, un conductor imprudente (muchas veces menor de edad) que se detiene en cualquier lugar, que no respeta las luces rojas del semáforo, que se “enfrenta” temerariamente a casi cualquier vehículo, sin importar su tamaño o si está circulando correctamente o no; con lo cual, la experiencia puede ser bastante negativa e incluso trágica.

Pero, ¿por qué no podemos imaginar que estos vehículos de servicio de transporte estén bien puestos, limpios, con todo “en regla”, los conductores educados, bien vestidos, respetuosos de las normas de tránsito, con paraderos e incluso, pequeñas rutas turísticas dentro de la ciudad? ¿Estos vehículos no podrían convertirse en un atractivo de la ciudad?  ¿Es tan difícil imaginar esa situación?

Todos los que circulamos en la ciudad –como peatones o como conductores– hemos “padecido” el tener que enfrentarnos a los mototaxistas, pues se han convertido en una suerte de “seres omnipresentes” e imprudentes que han tomado las calles de la ciudad. Pero ya que pueden estar en todas partes y tienen muchos beneficios, ¿no podrían convertirse en algo bueno para la ciudad? ¿Por qué no? ¿Por qué debemos permitir tanta informalidad?

Es necesaria una estrategia política para regular y ordenar el tránsito en nuestra ciudad, considerando que no sólo se trata de imponer normas y penalidades, sino también de diseñar estrategias e infraestructuras que coadyuven a organizar de manera eficiente el tráfico de Piura. Los mototaxis podrían ser el punto de partida para plantear soluciones técnicas y oportunas que intenten resolver el, cada vez más complejo, problema del tráfico. (Artículo publicado en el diario El Tiempo. 12/04/2016)