Laura Vargas

“Queremos que los jefes puedan dedicarse más al negocio”

En junio, se inicia la primera edición del Diplomado en Dirección de Personal. Se trata de una propuesta que combina las Ciencias Empresariales con la Psicología.

Actualmente, los directivos enfrentan el reto de crear un clima laboral positivo y motivador para sus empleados, a fin de alcanzar las metas de la organización. Ello incluye, además, tener la habilidad de solucionar los conflictos que se generan en los grupos humanos, los cuales van más allá de cuestiones netamente prácticas.

Es por ello que la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y el Programa Académico de Psicología han creado el diplomado en Dirección de Personal (DDP), el cual busca precisamente combinar los conocimientos de ambas especialidades para potenciar las competencias directivas.

“Nos dirigimos a personas que lideran personas. Muchas veces estas invierten muchísimo tiempo en resolver las dificultades que conlleva manejar grupos, mejorar el clima laboral, armonizar las diferencias psicológicas entre los miembros del equipo. Queremos darles herramientas sencillas para que puedan ser más eficientes en esta gestión y dedicarse a aspectos más prácticos del negocio”, señala Laura Vargas, profesora del DDP.

Para la docente, la reflexión acerca de la persona, aplicada a la práctica, será el eje de todo el programa.

“Cuando pensamos en las particularidades de la persona, la diferencia de conducta, su inteligencia emocional, etc., somos capaces de dar cuerpo a los elementos de la gestión de Recursos Humanos dentro de la empresa”, puntualiza.