Voluntarios fortalecen identidad y emprendimiento en La Campiña

Con la aplicación de tres talleres: uno de Radio (La Voz de la Campiña), otro de Fotografía (Alma fotera) y el de Emprendimiento (Emprende Tallán) los universitarios culminaron su primera fase de acción del 2016.

Alma Tallán (9)

En el estudio multimedia de la Universidad de Piura. (Fotos: Lourdes Rojas B.)

Los estudiantes, de las distintas facultades de la Universidad de Piura se propusieron trabajar con jóvenes de la Campiña (Narihualá-Catacaos). El fin es fomentar en ellos el liderazgo y emprendimiento que les permita convertirse “en líderes de su comunidad, defensores del patrimonio y de la cultura. Al mismo tiempo, para que desarrollen sus habilidades sociales y su identidad local”, señala la gestora cultural, Mgtr. Diana Aguirre.

Las actividades desarrolladas se enmarcan en el Proyecto Alma Tallán, que ejecuta la licenciatura de Historia y Gestión Cultural de la Facultad de Humanidades UDEP desde el 2013. Los universitarios son, en su mayoría, Defensores del Patrimonio Cultural acreditados por el Ministerio de Cultura.

Alma Tallán surgió con “la finalidad fortalecer la identidad cultural, preservar el patrimonio y recuperar la tradición artesanal de las comunidades alrededor del sitio arqueológico de Narihualá en Catacaos, Piura. Este objetivo se logra a través de la “formación de formadores” en la elaboración del sombrero de paja y de otros productos. Asimismo permite a los beneficiarios fortalecer su vínculo con el pasado y mejorar su autoestima al descubrir la riqueza de la cultura Tallán”.

Radio, fotografía y emprendimiento
El taller ‘Alma fotera’ lo dirigió el exalumno  Miguel Ángel Arrunátegui, quien formó un grupo con chicos de diversas facultades. Una exposición fotográfica cerrará esta actividad. El taller “La voz de la campiña”, liderado por Alex Nuñez, alumno de Comunicación, lo integran estudiantes de Historia y gestión Cultural, Educación y Comunicación. Renzo Valdiviezo, egresado de Derecho, lidera el taller de emprendimiento cultural, en el que participan estudiantes de Derecho, Historia y Gestión Cultural y Administración de Empresas.

Como producto de estos talleres se trasmitirá el programa elaborado en la emisora del pueblo, el próximo domingo. Asimismo, se ha diseñado un producto cultural educativo y se realizará una exposición que recoge la riqueza cultural del pueblo y las vivencias de los voluntarios y los jóvenes líderes de la localidad.

Las tejedoras
La acción de Alma Tallán también incluye las visitas que realizan los voluntarios a las 40 familias artesanas que serán beneficiadas con  los talleres programados para el segundo periodo del año. Aunque en las actividades y talleres que se programen podrán participar otros moradores de La Campiña y Narihualá: como niños que no sean hijos de tejedoras pero que quieran aprender. En este proyecto, comenta Aguirre, participan 30 estudiantes de la UDEP; en total, señala, hay 45 voluntarios.

Las actividades del 2016 cerrarán con el Festival Alma Tallán, en el cual los niños demostrarán todo lo que han aprendido con los talleres, que se realizarán de agosto a diciembre. El festival incluye: un concurso de dibujo y pintura para motivar a los niños; una presentación artística, producto también de los talleres. En el 2015 hubo, además, una escenificación con canto de villancicos que es lo que habían aprendido en el taller de canto coral. Este año se seguirá con esta iniciativa a cargo de la profesora Paola García.

Voluntarios en la UDEP
Los voluntarios también  promueven la cultura  y difunden el patrimonio dentro de la Universidad desarrollando diversas actividades dirigidas a estudiantes de todas las carreras. Su labor empieza en agosto con el apoyo del profesor Pablo Sebastián. Para ello cuentan con el respaldo de Univas.

Para los voluntarios, la experiencia es enriquecedora personal y profesionalmente; así lo expresa Alex Núñez Martínez (VIII ciclo, Comunicación). “Alma Tallán es un espacio que te acerca a una gran comunidad, como La Campiña: un caserío lleno de talento y con ganas de salir adelante, donde puedes enriquecer  tu propia identidad local como piurano. Esta experiencia aporta a mi carrera universitaria porque puedo poner en práctica lo que he aprendido y me ayuda a desarrollar mis capacidades, a identificar mis errores y a compartir mis conocimientos como comunicador. En lo personal han crecido mis conocimientos sobre mi ciudad, por ejemplo”.

“Me siento satisfecho haber liderado el taller de radio La Voz de La Campiña porque me ha permitido relacionarme con alumnos de mi propia Facultad, de Educación y de Historia y Gestión Cultural. Cada uno es diferente y nos hemos enriquecido los unos a los otros”, comenta Alex.

Más datos

  • La grabación del programa radial y el radioteatro se realizó el estudio de radio del aula multimedia de la Universidad de Piura.
  • En esta fase se ha capacitado a 24 jóvenes de La campiña para fortalecer en ellos sus dotes de líderes y  sus habilidades para ese desempeño.
  • El domingo 17 de julio culminarán los otros dos talleres y los voluntarios visitarán la Huaca de Narihualá.