EN EL INSTITUTO CONFUCIO

Alumnos culminan estudios de chino mandarín

Cuatro estudiantes se suman a los diecinueve egresados que, hasta el momento, tiene el Instituto Confucio de la Universidad de Piura.

DZ8A3558

Daniela Casaverde, John Pacherres, Giannina Galecio y Teresa Mogollón dieron un paso más en su vida profesional: son los alumnos que conforman la cuarta promoción del curso de chino mandarín, que dicta el Instituto Confucio de la UDEP.

“Comencé a estudiar chino desde pequeña, cuando tenía doce años”, cuenta Daniela, estudiante de quinto de secundaria y la menor del grupo. “Finalmente hemos terminado el curso y manejamos el idioma mandarín. Eso es algo que marca la diferencia con las demás personas”, comenta orgullosa.

John coincide con ella. Él estudió en Beijing durante un año, gracias a una beca de Han Ban, y sabe que dominar un idioma adicional al inglés es una ventaja muy fuerte en el mercado laboral. “La experiencia de haber vivido en China me ayudará mucho profesionalmente, pues quiero dedicarme a las Relaciones Internacionales. Mi meta es estudiar para llegar a ser diplomático”, señala.

Para Teresa, la culminación del curso representa un logro personal muy especial: “Ahora puedo desempeñarme en nuevos ámbitos, como la exportación china. Mi próximo plan es viajar al gigante asiático para seguir perfeccionando el idioma”.

DZ8A3575

Los cuatro alumnos se suman a los 19 egresados que, hasta el momento, tiene el Instituto Confucio. Desde el 2009, año en el que se inauguró formalmente, el centro brinda a la comunidad piurana la oportunidad de conocer el idioma y la cultura china, una de las más antiguas y ricas del mundo.

La ceremonia

La entrega de certificados contó con la presencia de familiares y amigos de los graduados; así como de la directora de estudios de la Universidad de Piura, Patricia Soto; y las  representantes del Instituto Confucio: Sofía Ma Zheng (directora china) y Susana Vegas (directora local).

A través de una proyección fotográfica, los asistentes conocieron un poco más de las experiencias vividas por los estudiantes en torno al Instituto Confucio. Además pudieron apreciar, de primera mano, lo aprendido sobre la cultura y el arte chino, gracias a las diversas actividades y talleres que organiza el centro.

John Pacherres, en representación de sus compañeros, dio unas palabras de agradecimiento al Instituto y a sus maestros: “Quiero agradecer a los maestros por enseñarnos en clase, por convertirse en nuestros amigos y por permitirnos conocer su maravillosa cultura”.

La doctora Ma Zheng, por su parte, felicitó la perseverancia de los graduados por haber cursado con éxito los nueve niveles del idioma. “Aquí sí que resalta la paciencia china, que seguro que no les ha faltado durante el proceso del aprendizaje. Sobre todo, teniendo en cuenta que al empezar cada ciclo, solemos tener un promedio de 100 alumnos”, refirió.

Además, recordó que la ceremonia se realiza en el mes donde se celebra una de las fiestas tradicionales más importantes de China: la fiesta del Medio Otoño, que festeja la gran cosecha. “Creo que a estos alumnos que hoy reciben sus certificados, también les corresponde celebrar una fiesta como esta: disfrutar de su cosecha después de unos años de estudio infatigable”, expresó.