Alumnos de Historia y Gestión Cultural presentan informe sobre el impacto del Niño costero en ocho instituciones de Piura y Lambayeque

En un documento de 119 páginas, universitarios reiteran la necesidad de pensar en la conservación de bienes patrimoniales y desarrollar planes para soportar mejor un nuevo impacto de la naturaleza.

Instituciones culturales-2

En el informe El Niño costero y las instituciones culturales, alumnos del Programa Académico Historia y Gestión Cultural, de la Facultad de Humanidades, realizaron una evaluación de seis lugares de Piura: la Alianza Francesa, la Escuela de Música José María Valle Riestra, el Cementerio patrimonial San Teodoro, los Archivos Regional y Judicial, la Biblioteca Municipal Ignacio Escudero y la Casa Museo Almirante Miguel Grau. En Lambayeque, los alumnos analizaron el estado de los museos de Sicán y Túcume.

La metodología de la evaluación se basó en la observación, en la recolección de datos, en la revisión de fuentes hemerográficas, así como en entrevistas con los encargados o trabajadores de las instituciones. El informe verificó el impacto del Niño costero, en el sector Cultura: en los bienes patrimoniales custodiados por las instituciones, en el funcionamiento e infraestructura de las instituciones culturales (algunas de ellas, declaradas o consideradas patrimonio inmueble), y en los actores (artesanos, artistas, etc.).

La directora del Programa Académico Historia y Gestión Cultural, de la Facultad de Humanidades, magíster Cristina Vargas, destacó la realización del informe como parte del curso Instituciones Culturales. Explicó que el trabajo permitió la investigación y el uso de diferentes fuentes para poder caracterizar la realidad de cada institución cultural; además de ser un medio para entender las instituciones culturales con las que los hoy alumnos tendrán cercanía en su desarrollo profesional.

“A futuro, cuando tengan que dirigir alguna institución cultural, sabrán que deben contar con planes de atención frente a emergencias, preparar al personal para tales fines, asumir retos de conservación de diferentes tipos de patrimonio, entre otros aspectos”, dijo Vargas.

Agregó que, con el trabajo académico, se tendrá un registro consolidado del estado de las instituciones culturales -administradoras y activadoras de la cultura en sus comunidades. “Esta es una base, pues, para que las instituciones puedan reflexionar sobre cómo restaurar sus edificaciones, pensar en la conservación de sus bienes patrimoniales y desarrollar planes y acciones para soportar de mejor forma, un nuevo impacto de la naturaleza”, precisó.

La especialista indicó que la ley de reconstrucción con cambios básicamente se centra en la rehabilitación de cara al turismo. “Sin embargo, el turismo no abarca todo lo que es la cultura es. En ese sentido, corresponde a las autoridades locales, como instituciones involucradas, coordinar con las instituciones especializadas como el Ministerio de Cultura, a través de sus direcciones desconcentradas las acciones correspondientes”, enfatizó.

Lea el informe El Niño costero y las instituciones culturales.