Darío Díaz

Darío Díaz: “El desafío de la empresa peruana es adherir la RSE y la sostenibilidad a su cultura corporativa”

Darío Díaz, director asociado de Apoyo Comunicación, comenta sobre lo desafiante que es el entorno empresarial y cuán necesario es integrar la gestión estratégica de la responsabilidad social y la sostenibilidad al ADN corporativo.

DARIO DIAZ - foto 1

 

La Facultad de Comunicación y su oficina de posgrados han iniciado las inscripciones para la segunda edición del Diplomado en Comunicación Corporativa y Desarrollo Sostenible, que comenzará el 29 de setiembre. Será dictado por especialistas, nacionales e internacionales, en la Responsabilidad social y comunicación corporativa.

En esta entrevista Darío Díaz, director asociado de sostenibilidad y RSE de Apoyo Comunicación y expositor del diplomado, explica por qué la empresa peruana debe integrar las prácticas de responsabilidad social a su estrategia corporativa.

¿Cuál es el panorama actual de la responsabilidad social empresarial en el Perú?

Este ha cambiado dramáticamente y lo seguirá haciendo. Las empresas y en general las organizaciones deben enfrentar un entorno con problemas crecientes como los casos de soborno y de incumplimiento a las prácticas éticas y de buen gobierno corporativo; comunicación poco transparente sobre las características de productos de consumo masivo; escasa transparencia sobe las características de productos de consumo masivo; una mayor amenaza sobre los recursos naturales y un creciente escrutinio público y de reclamo, en los que las redes sociales cobran un rol protagónico. Cada ciudadano hace de un reportero en tiempo real. Adicionalmente, hay escepticismo respecto a que el “mercado”, la “empresa privada” y la política, con sus cauces democráticos, pueden resolver los grandes problemas sociales y ambientales.

¿Qué hace falta en este nuevo contexto?

Es clave que la empresa entienda y gestione las expectativas sociales, ambientales y económicas de sus grupos de interés y sepa comunicarse con ellos.

Por lo tanto, las prácticas de responsabilidad social empresarial y sostenibilidad se han tornado más relevantes, con entidades y empresas desarrollando diversas iniciativas a modo de respuesta al nuevo contexto. En ese sentido, se observa una evolución en los últimos años, y con proyección a seguir creciendo.

¿Las empresas invierten en este campo?

Estas han comenzado a internalizar que hay una exigencia social para desarrollar negocios de una manera más transparente y responsable con el medio ambiente y las exigencias sociales.

Ya sea por convicción o por reclamo social, se ha visto una evolución en la inversión que hacen las empresas en el ámbito de la RSE y la Sostenibilidad. Pero aún queda un gran reto: que dichas prácticas sean parte del modelo de negocios y del ADN de la cultura corporativa. Pocas son las empresas que están en esa senda; la mayoría aún cuenta con enfoques reactivos frente a la coyuntura desafiante.

¿Las empresas están manejando bien los conflictos generados por temas ambientales?

Perú enfrenta tremendos desafíos ambientales: somos el tercer país más vulnerable del mundo a los efectos del cambio climático; y, aproximadamente el 15% del PBI está asociado a actividades sensibles a los efectos del cambio climático.

Los sectores más vulnerables son agricultura, pesca, energía, provisión de agua, turismo, construcción e infraestructura.

Muchos recordarán el documental Una Verdad Incómoda, promovido por Al Gore. En Perú tenemos nuestra propia verdad incómoda: deforestación, pérdida de biodiversidad, uso ineficiente del agua, contaminación del aire, ríos y suelo.

En este contexto el reclamo social por temas ambientales se está profundizando y lo seguirá haciendo. La respuesta de las empresas ha sido variada. Algunas cuentan con planes estructurados para afrontarlos en forma temprana; otras, en cambio, tienen un enfoque reactivo. Hay mucho camino por recorrer, incluyendo la necesidad de una mayor presencia del Estado en el proceso.

¿Para sacar adelante proyectos de RSE es fundamental el apoyo del Estado?

El rol del Estado en la promoción del Desarrollo Sostenible es clave. Para ello cuenta con diversos mecanismos, por ejemplo, incentivos para promover prácticas de cuidado del medio ambiente (conservación de recursos forestales, de agua, etc.); regulaciones sobre aspectos como la gestión integral de residuos sólidos y la responsabilidad extendida del productor; y la promoción de mecanismos para generar mercado en bonos por emisiones de gases de efecto invernadero.
En síntesis, al igual que las empresas, la academia, las ONG y la sociedad civil, el Estado es otro actor clave con roles y responsabilidades que no le son ajenas.

¿Qué ofrece a los participantes el diplomado en Comunicación Corporativa y Desarrollo Sostenible?

El diplomado permitirá generar una comprensión integral del nuevo entorno; contar con herramientas para afrontarlo y generar habilidades para la formación de líderes éticos y responsables. Debemos promover una nueva forma de desarrollar negocios, en la que la legítima ambición económica armonice con las expectativas de la sociedad y el respeto del medio ambiente.

Entrevista