Proyecto de la UDEP busca impulsar la calidad y el desarrollo de las fundiciones

El laboratorio de Metalotecnia de la Universidad viene desarrollando un proyecto con talleres de fundición ubicados en Sullana, Piura, Chiclayo y Trujillo para promover el desarrollo de la industria de fabricación de aleaciones.

Rosalba Guerrero (1)

La Dra. Ing. Rosalba Guerrero detalló, en el reciente seminario de Investigación e Innovación realizado en Campus Piura, los alcances del proyecto “Impulso de la industria manufacturera de aleaciones férreas mediante el estudio de procesos de mejoramiento de la calidad de fundiciones grises producidas en el norte del Perú, con aportes de investigadores peruanos y colombianos”. Destacó que, hasta el momento, se han obtenido buenos resultados relacionados con la parte metalúrgica, como la visita a 15 talleres de fundiciones grises desde Sullana a Trujillo.

La experta en ciencia e ingeniería de materiales señaló que es muy importante esta relación con todos los fundidores y que las visitas han permitido conocer la problemática sobre la materia prima empleada, procesos técnicos y normativa que aplican. La idea, indicó, es ayudarlos a mejorar sus productos cumpliendo un mínimo de estándares y normas técnicas.

En la primera fase, explica, participó personal de diez talleres, 4 de Trujillo, 3 de Chiclayo y 3 de Piura, que proporcionaron 30 muestras. Con ellos se realiza el trabajo experimental de evaluación de  la calidad de las piezas producidas y de la materia prima utilizada, asimismo se está haciendo el diagnóstico de todas las etapas del proceso de fabricación de fundiciones para identificar y proponer puntos de mejora. Los propietarios, señala la docente e investigadora de la Facultad de Ingeniería de la UDEP, han expresado su deseo de mejorar, empezando con la implementación de sus talleres, para dar un salto importante de calidad.

Agregó que en el Perú existe la tendencia a trabajar de manera informal, lo que se refleja en el modo de fabricar los materiales. Los grandes talleres de Lima siguen ciertos estándares, aunque su calidad no llega al máximo. Pero, en provincias, por el tema económico y la falta de formación, no existe una producción de materiales de calidad: “hemos empezado este trabajo haciéndoles entender que la calidad es importante para obtener resultados positivos y competir en el mercado. Esta es una tarea de largo plazo”.

¿Qué es una fundición gris?
La doctora Guerrero explicó que una fundición gris es un material  base de hierro con alto contenido de carbono, que tiene grafito en su constitución; eso lo hace un material especial con características intrínsecas. Hay dos tipos de estas fundiciones: las laminares, que presentan el grafito  en forma de  laminillas; y las esferoidales o  dúctiles, que   presentan el grafito en forma de esferas. Estas últimas son un material de avanzada, con características compatibles o equiparables con los aceros; por eso, son materiales que no son fáciles de producir en un taller que no tenga un cierto conocimiento técnico del proceso.

“A la fecha, ya tenemos datos suficientes que permiten corroborar las deficiencias técnicas de las fundiciones que se producen, originadas en las malas prácticas en el proceso, falta de conocimiento de ciertas técnicas y de orientación y capacitación. El lado positivo es que quienes conducen estos talleres ya quieren ser capacitados y orientados. Se ha terminado la parte experimental o de diagnóstico; lo que sigue es sistematizar la ayuda que debemos brindar, en lenguaje sencillo y práctico, al personal que labora en estos talleres. El proyecto debe culminar en el 2018”.