AMADEO-MARTÍN REY Y CABIESES

«Ver solo el valor comercial de las casonas es un desprecio a las propias raíces»

Rey y Cabieses, médico y doctor en Filosofía y Letras, participó en el conversatorio «Las casonas de Lima, hogares de una élite», organizado en Campus Lima por el Centro Cultural.

Con motivo de su nueva visita al Centro Cultural de la Universidad de Piura, conversamos con Amadeo-Martín Rey y Cabieses, experto en casas de la realeza.

En opinión del especialista español, poco a poco los estados, incluido el peruano, van tomando conciencia de que es preciso salvaguardar el patrimonio cultural que constituyen las casonas. «Se toma mayor conciencia de las características que las hacen únicas, tanto por su material de construcción como por sus portadas, balcones, rejas o patios, que otorgan carácter a la ciudad», señaló.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses.

Además del aspecto material, Rey y Cabieses enfatizó la importancia del aspecto inmaterial, pues en ellas desarrollaron sus vidas personas relevantes de la historia de la ciudad. En este sentido, indicó que no considerar esto es una de las causas por las que durante años se ha destruido o dejado caer un enorme número de casas importantes de Lima.

«Ver las casonas solo como construcciones que ocupan un terreno y tienen potencial valor comercial y especulador, demuestra la falta de respeto a la Historia, el desprecio a las propias raíces y un afán codicioso francamente deleznable. El hecho de desechar ese legado para construir anodinos edificios o instalar supermercados y mercadillos de artesanía, que podrían haber sido puestos en otros lugares, es prueba, además, de una miopía lamentable”, agregó.

El doctor en Filosofía y Letras puso como ejemplo la Casa Barbieri o la del Conde de Villar de Fuente, en las que se han instalado imprentas y galerías comerciales que poco a poco las van deteriorando. Propuso, a modo de solución, replicar el uso que ha hecho el Estado de la Casa de Pilatos o el Palacio de Torre Tagle -hoy sede del Tribunal Constitucional y el Ministerio de Relaciones Exteriores, respectivamente-, porque así se les da un valor y cuidado que va más allá del espacio material ocupado.

Casa de pilatos: Declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 23 de enero de 1973. Foto: abrecht-group.com

Casa de Pilatos, declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 23 de enero de 1973. Foto: abrecht-group.com

Así mismo, el especialista saludó los trabajos que se vienen realizando en el Programa Municipal para la recuperación del Centro Histórico de Lima, e instó a todos los peruanos a preservar «el legado maravilloso que hace de Lima una gran capital histórica americana».