El uso del agua en Piura

Coordinador de la Sunass: “La estrategia frente a la escasez de agua no debe ser la restricción sino la inversión”

En el marco del Ecotón 2018, se realizó el Workshop “Agua”, donde escolares de 5to año de secundaria participaron en conferencias sobre el uso del agua y su importancia, además de trabajos prácticos grupales.

El Ecotón es un concurso de educación ambiental basado en el Envirothon, (programa escolar de educación ambiental más grande de Los Estados Unidos) y es organizado por la Facultad de Ingeniería de la UDEP, la Asociación de Investigación y Desarrollo Integral (AIDER) y patrocinado por la embajada de los Estados Unidos.

El Workshop “Agua” contó con la ponencia de Luis Albán Contreras, coordinador de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento-  SUNASS Piura, a quién consultamos sobre los principales problemas de agua que aquejan a nuestra ciudad y cómo la educación de hoy puede mejorar esta realidad. El ponente, que tuvo a cargo el tema: “Gobernanza de los recursos hídricos en el Perú”, es biólogo, con experiencia en gestión pública ambiental, financiamiento ambiental, diseño e implementación de proyectos de investigación en recursos genéticos forestales, desertificación y sequía, y conservación y aprovechamiento sostenible de bosques”.

¿A qué se debe la escasez de agua que aún hay en muchas zonas de Piura?

Se origina principalmente porque existe un desperdicio en la ciudad, tanto en la infraestructura como a través de usuarios clandestinos, que la toman de donde no deben y generan desabastecimiento. Un ejemplo de ello, es lo que sucedió en el 2016, durante la sequía, cuando el agua de uso doméstico se utilizó para la agricultura.

Las reservas de agua de Piura, ¿soportarán este ritmo de desperdicio hídrico?

La planta de tratamiento Curumuy se diseñó en 1990 para un volumen de 1200 m³/s. Debido a la falta de inversión, al final solo se construyó una planta para 600 m³/s. Hoy en día, hay necesidad de ampliarla, por eso se está coordinando una restructuración que se base en el diseño original, que albergaba más capacidad de agua. Sin embargo, el problema no es solo el agua que entra al sistema, sino también la que sale a través de la alcantarilla.

¿Cuál sería la estrategia para proteger las fuentes de agua y su uso sostenible?

A veces hay restricciones en el abastecimiento de agua, para no cargar el sistema y evitar colapsos; pero, principalmente, la estrategia es un tema de inversión. El sistema en Piura está colapsado hace mucho tiempo y el objetivo es hacer que el agua logre mayor cobertura. Para este tipo de proyectos se necesita hacer alianzas con varias instituciones para que se comprometan todos los involucrados. La Empresa Prestadora de Servicios de saneamiento (EPS) hace inversiones, pero son para mejorar el servicio, como: instalar medidores o hacerles mantenimiento a las redes. Lo que realmente se necesita es que el Estado invierta para ampliar la cobertura.

¿Cuánto se ha avanzado en la educación del cuidado del agua en Piura?

Este es un momento interesante para toda la cultura ambiental. Estoy convencido de que los niños que han nacido en este siglo y que están recibiendo educación ambiental en sus escuelas, sobre cómo cuidar el agua, ahorrar la energía o reciclar, van a generar un gran impacto en los próximos años, aproximadamente dentro de 10 y 15 años.

Actualmente, el Estado desarrolla campañas de educación ambiental, para uso agrario o poblacional, eso también contribuye a generar una cultura del buen uso del agua, aunque como todo proceso educativo tomará tiempo ver los impactos. Es importante hacer campañas muy fuertes para que las personas y, sobre todo, los padres de familia puedan ahorrar en el uso del agua. Por eso, se espera que a través de la regularización tarifaria se cree mayor conciencia. Si sabemos que el servicio del agua cuesta más tendremos más cuidado al utilizarla y ahorraremos, muy diferente al consumo promedio actual, donde te cobran 20 m³, aunque consumas 100 m³.

Como Sunass, ¿qué estadísticas tienen sobre reclamos por problemas en el servicio de agua en la región?

En setiembre del año pasado se instaló una oficina con más capacidad para mayor atención. Aproximadamente, al mes se reciben 400 quejas de usuarios, en su mayoría por temas de facturación. Por ejemplo, cuando llevan meses con 10 m³ y de repente les llega un recibo por 20 o 30 m³, esos casos son los más frecuentes. También hay algunos, en un porcentaje mucho menor, relacionados con temas de desborde y alcantarillado, que no se atienden en los plazos previstos y, justamente por esos, nosotros iniciamos los procedimientos necesarios, de acuerdo al reglamento. El procedimiento para estos casos operacionales todavía se está mejorando, porque los plazos demandan mayores acciones, incluyendo la verificación del cumplimiento del servicio.

¿Qué medidas adopta la Sunass frente a estos casos?

La Sunass inicia acciones cuando no se cumple con lo que está establecido en el reglamento. Los usuarios deben llamar al rotafono y generar su reclamo, que debe cumplirse en 48 horas. Si no se cumple en ese tiempo, Sunass inicia una acción de supervisión. Por eso, es importante que el usuario reclame y deje constancia, porque la EPS podría escudarse en que no ha recibido el reclamo. Hay que tomarse el tiempo para dejar constancia.

De estas, ¿cuántas son atendidas satisfactoriamente?

De las 400 quejas, se atienden el 90 %, las que más demoran son las operacionales porque implican un trabajo en el sitio y más días de atención, con inversión y maquinaria, que prolongan el proceso a 2 o 3 meses. De acuerdo a los procedimientos, las comerciales se atienden más rápido, un ejemplo de ellas son las quejas por cobros excesivos.

¿Qué le parece el Ecotón, como actividad para ir formando a los jóvenes en tema de concienciación ambiental?

Me parece una excelente iniciativa que los colegiales se comiencen a involucrar en los problemas que hay en la sociedad. Están acostumbrados a recibir clases teóricas, pero casi nunca logran conectarse con la realidad.  En la medida de que esto sea posible van a ser más conscientes de lo que pueden hacer para la realidad cambie.

Puedes conocer más entrevistas de la Facultad de Ingeniería aquí.